top of page

El Papa en ángelus: En los momentos de oscuridad Cristo viene a nuestro encuentro

Este domingo, 13 de agosto, el Santo Padre en su alocución previa a la oración mariana del ángelus, invitó a los fieles y peregrinos a realizar dos cosas que hacen los discípulos en el Evangelio, es decir, “invocar y acoger a Jesús”, cuando nos encontramos en alta mar y a merced de los vientos contrarios, cuando sólo vemos oscuridad y nos sentimos perdidos en la vida.

13 de agosto de 2023

Santa Sede

IMG_0953_edited.jpg

“Hoy Cristo repite a cada uno de nosotros: ¡Ánimo, soy yo, no tengan miedo! Ánimo, porque estoy aquí, porque ya no estás solo en las aguas bravas de la vida”, lo dijo el Papa Francisco en su alocución antes de rezar la oración mariana del ángelus de este domingo, 13 de agosto, desde la ventana del Palacio Apostólico, ante miles de fieles y peregrinos que se dieron cita en la Plaza de San Pedro del Vaticano.


¿Por qué Jesús camina sobre las aguas?

Al comentar el Evangelio de este XIX Domingo del Tiempo Ordinario, el Santo Padre dijo que San Mateo (14, 22-33) hoy narra un prodigio particular de Jesús: Él, de noche, camina sobre las aguas del lago de Galilea para encontrarse con los discípulos que están haciendo la travesía en una barca.


“¿Por qué hizo Jesús ese gesto? ¿Quizá por una necesidad urgente e imprevisible, para socorrer a los suyos que se encuentran varados por el viento en contra? Sin embargo, fue el propio Jesús quien lo planeó todo, quien les hizo partir al atardecer, incluso – dice el texto – ‘obligándoles’ (cf. v. 22). ¿Quizá para darles una demostración de grandeza y poder? Pero Él no es así. ¿Por qué lo hizo?”.


Las fuerzas malignas que no podían ser dominadas por el hombre

Ante este gesto particular que realiza Jesús, el Papa Francisco señaló que es necesario conocer el mensaje que está detrás de esta narración y el significado de las “grandes masas” de agua de aquel tiempo.


“Detrás del caminar sobre las aguas hay un mensaje que no es inmediato para nosotros. En efecto, en aquella época, las grandes extensiones de agua se consideraban la sede de fuerzas malignas que no podían ser dominadas por el hombre; sobre todo cuando estaban agitadas por la tempestad, las profundidades eran símbolo del caos y recordaban las tinieblas del inframundo”.


Jesús domina las fuerzas malignas

Con esta explicación, el Santo Padre precisó que, los discípulos se encuentran en medio del lago, en la oscuridad: en ellos está el miedo a hundirse, a ser absorbidos por el mal. Y aquí llega Jesús, que camina sobre las aguas, es decir, sobre esas fuerzas del mal, y dice a sus discípulos: "Ánimo, soy yo, ¡no tengan miedo!".


“He aquí el significado del signo: los poderes malignos, que nos atemorizan y que somos incapaces de dominar, con Jesús se ven disminuidos. Él, caminando sobre las aguas, quiere decirnos: "No tengan miedo, yo pongo a tus enemigos bajo tus pies": ¡no las personas!, ellos no son los enemigos, sino la muerte, el pecado, el diablo: a estos enemigos Él los pisotea por nosotros”.


Invocar a Jesús: ¡Señor, sálvame!

Entonces, aplicando esta situación de los discípulos a la nuestra, el Papa Francisco se pregunta: ¿qué hacer cuando nos encontramos en alta mar y a merced de los vientos contrarios? ¿Qué hacer ante el miedo, cuando sólo vemos oscuridad y nos sentimos perdidos? El Papa dice que podemos hacer dos cosas que hacen los discípulos en el Evangelio: invocan y acogen a Jesús.


“Invocan: Pedro camina un poco sobre el agua hacia Jesús, pero luego se asusta, se hunde y grita: ‘¡Señor, sálvame!’ (v. 30). Esta es una hermosa oración, que expresa la certeza de que el Señor puede salvarnos, de que Él vence nuestro mal y nuestros miedos. Repitámosla también nosotros, sobre todo en tiempos de ‘tormenta’: ¡Señor, sálvame!”.


Acoger a Jesús: Él viene a nuestro encuentro

A continuación, el Santo Padre dijo que, los discípulos acogen a Jesús en la barca. El texto dice que, en cuanto subió a bordo, "cesó el viento". El Pontífice recordó que, el Señor sabe que la barca de la vida, así como la barca de la Iglesia, está amenazada por vientos contrarios y que el mar en el que navegamos es a menudo agitado.


“Él no nos preserva de la fatiga de la navegación, sino que – el Evangelio lo subraya – exhorta a los suyos a zarpar: es decir, nos invita a afrontar las dificultades, para que también ellas se conviertan en lugares de salvación, en ocasiones de encuentro con Él. Él, de hecho, en nuestros momentos de oscuridad sale a nuestro encuentro, pidiendo ser acogido, como aquella noche en el lago”.


Ante mis temores, ¿cómo actúo?

Finalmente, el Papa Francisco invitó a los miles de fieles y peregrinos que se dieron cita en la Plaza de San Pedro para rezar a la Madre de Dios, y a todos aquellos que seguían el rezo del ángelus a través de los medios de comunicación, que nos preguntemos lo siguiente:


“Ante mis temores, ¿cómo actúo? ¿Voy solo, con mis propias fuerzas, o invoco al Señor? ¿Y cómo es mi fe? ¿Creo que Cristo es más fuerte que las olas y los vientos adversos? Pero, sobre todo: ¿navego con Él? ¿Le acojo, le hago sitio en la barca de la vida, le confío el timón?”.


El Pontífice concluyó su alocución invocando a la Madre de Dios y pidiendo a “María, estrella del mar, nos ayude a buscar la luz de Jesús en las travesías oscuras”.


Naufragio de migrantes, una herida abierta de nuestra humanidad

El Santo Padre después de rezar la oración mariana del ángelus recordó a las 41 personas que fallecieron los días pasados en un naufragio en el mediterráneo; además, manifestó su dolor y vergüenza por las más de dos mil personas que han muerto tratando de a Europa desde el inicio del año y alentó los esfuerzos de todos aquellos que trabajan por evitar los naufragios y rescatar a los migrantes.


La oración y el pensamiento del Papa por Camerún, Ucrania y Hawái

Francisco también elevó sus oraciones por la peregrinación de paz que se realizará en Bafoussam (Camerún), por la paz en Ucrania y por las víctimas de los incendios que han devastado la isla de Maui, en Hawái.


Al final, el Santo Padre saludó a los romanos y peregrinos de diversos países. En particular, el Pontífice saludó a algunos grupos que participaron en la Jornada Mundial de la Juventud en Lisboa.


Video:


Fuente: Vatican News

MÁS NOTICIAS

Condolencias del Obispado Castrense a Carabineros de Chile

Comunicado del Arzobispado de Santiago

El elenco de «graves violaciones» de la dignidad humana

Fiesta de la alegría en la capilla San Lorenzo de la Reconciliación

"Fogata Pascual": Pastoral Juvenil,de la Parroquia San Andrés de Pica, realiza su tradicional actividad.

Fiesta de cuasimodo se celebró en la parroquia Doce Apóstoles de Alto Hospicio

Francisco: Cada encuentro vivo con Jesús nos permite tener más vida

Presentación de nuevo libro de iniciación a la eucaristía de la Diócesis de Iquique

Se realizó el encuentro del Decanato Andino en la ciudad de Iquique

Papa Francisco nombra a Enrique Balzán Caruana como nuevo obispo auxiliar de La Serena

La Pastoral de Adulto Mayor de la Diócesis eligió nueva directiva 2024

Francisco: “Si no respetamos a las mujeres, nuestra sociedad no avanzará"

bottom of page