Iquique celebra la Fiesta de la Virgen del Carmen en diversas comunidades parroquiales

Sábado 16 de Julio, 2022

 
El obispo Isauro Covili, presidió este viernes 15 de julio la Eucaristía de Vísperas en la plaza Arica a las 22:00 hrs. Posteriormente, a las 00:30 hrs. del 16 de julio visitó la iglesia Emaús donde entregó la bendición y participó en la procesión. Luego a eso de las 1:00 hrs. se dirigió a la capilla de Fátima donde saludó a los bailes religiosos.

La jornada inició con una misa al aire libre en la capilla nuestra Señora del Carmen de plaza Arica. En su homilía el hermano obispo comenzó saludando a todos los hermanos y hermanas, los bailes, peregrinos y peregrinas, así como “a los tristes y alegres, enfermos y sanos”, expresando: “Que bien nos hace celebrar a la Virgen del Carmen en tantas comunidades parroquiales, la fiesta suspendida en la Tirana, no por eso hemos dejado de celebrar. Nos asisten tiempos donde todo cambia rápidamente, donde una guerra, un virus, un terremoto, enfermedades, nos saca de lo habitual, el mundo ha cambiado, nosotros tampoco ya no somos los mismos desde hace unos años, cambiamos para bien o para mal, pero cambiamos”. Agregó el pastor que esos cambios ayudan a comprender muchas cosas en el ámbito de la salud, a una mayor conciencia ecológica y del cuidado de la casa común, “aunque estos no se notan mucho en lo concreto, donde los poderosos siguen depredando la selva y los recursos naturales”.

“Es de noche, la noche reviste de peligros, como también de tiempos de salvación. Toda la historia bíblica da cuenta de ello. En el evangelio en varios momentos se dice: cuando era de noche, cuando aún estaba oscuro las mujeres movidas por su fe y amor en Jesús fueron al Sepulcro. Creer en Jesús significa ofrecer nuestra vida, con la humildad y el valor de María, para que Él pueda seguir habitando en nuestro mundo, en medio de nosotros, en nuestras realidades; familias, parroquias, grupos de bailes, lugares de trabajo, de estudios” recordó el obispo.

Deteniéndose en meditar el evangelio de Mateo 12, 46-50, fray Isauro recalcó que las palabras de Jesús no fueron ningún desaire para su Madre la Virgen Santísima, sino un halago: “Es como darse cuenta de que no hay que reducir a su madre como a un simple hecho biológico, sino que Ella es el ser más excelso de la creación, la mujer que mejor ha obedecido a Dios reflejándolo en su incondicional si. De este modo, cualquiera que pretenda ser madre, hermano o hermana de Jesús, tiene que serlo primero por el fiel cumplimiento de la Voluntad de su Padre que está en los cielos. Ustedes hermanos de la piedad popular han comprendido esto desde sus inicios”.

Luego el pastor expresó que María es la madre de la esperanza “la imagen más expresiva de la esperanza cristiana. Toda su vida es un conjunto de actitudes de esperanza, comenzando por el “si” en el momento de la anunciación”, agregando que ella nos sostiene en los momentos de oscuridad, de dificultad, de desaliento, de aparente fracaso o de auténticas derrotas humanas.

“En esta noche santa proclamamos que María acompaña a los pregoneros del Evangelio, que anuncian la salvación en tierras de misión, como acompaña a cuantos dan testimonio del Evangelio en medio del mundo”, animó el obispo, recordando el canto de los bailes religiosos que en esta oportunidad se realiza en las comunidades parroquiales: “Que María nos ayude a vivir según el querer de Dios, y sea modelo para que nosotros hoy cumplamos la Palabra de Dios”.

“Que alegría celebrar esta fiesta mariana de la Virgen del Carmen y que forma parte de nuestra identidad religiosa y cultural. Como su hermano Obispo y peregrino entre ustedes les manifiesto con todo respeto que no es suficiente. Por eso les digo en esta noche que de la mano de la Virgen María atrevámonos a soñar, revistámonos de valentía, de osadía para no seguir mirando el devenir de la historia que pasa ante nuestros ojos sin comprometernos, sino dando testimonio del amor de Dios”.

Fuente: Obispado de Iquique
Iquique, 16-07-2022

 


   Galerías: