Nuestra Historia

Vicariato Apostólico de Tarapacá

Entre 1540 y 1606, la Diócesis de Iquique fue denominada Doctrina de Tarapacá y dependía del Obispado del Cuzco, Perú. El 6 de julio de 1606 fue creado el Obispado de Arequipa, bajo cuya jurisdicción se encontraron los límites eclesiásticos de nuestra Iglesia durante los siglos XVIII y XIX; es decir, antes que la primera vice-parroquia de Iquique, construida a fines del siglo XVIII se transformara en parroquia. Dicho templo fue demolido en 1859 a causa de su deterioro.

Iquique necesitaba con urgencia una Iglesia Parroquial, y durante el gobierno del General Echeñique y bajo Decreto del 23 de junio de 1862, el pastor de esta nueva diócesis peruana, Monseñor Bartolomé Herrera, erigió y bendijo la primera Parroquia de Iquique, independizándola de Tarapacá. En ese entonces, la estructura de fierro para la construcción del templo parroquial fue traída desde Europa e instalada en medio de la Plaza Prat, mismo lugar que hoy ocupa la torre del reloj. En 1872, y ya con cinco años en calidad de Parroquia, fue destruida por un voraz incendio.

Con la ayuda de la comunidad católica se edifica una Capilla en las cercanías del Teatro Municipal. En tanto, el Supremo Gobierno de Perú ordena la construcción de una Iglesia Matriz Parroquial de Iquique, ahora ubicada donde hoy funciona la Catedral con puertas hacia calle Esmeralda.

En 1880, tras la Guerra del Pacífico, el Gobierno de Chile toma posesión de la Provincia de Tarapacá, la cual comprendía las parroquias de Iquique, Pisagua, La Noria, Tarapacá, Pica, Camiña y la viceparroquia de Huantajaya. Esta toma de posesión significó además la segregación definitiva de nuestra Iglesia con respecto al Obispado de Arequipa, y Monseñor Camilo Ortúzar se transforma en el primer Vicario del nuevo Vicariato Apostólico de Tarapacá.

En 1883 los fieles católicos nuevamente sufren la pérdida del templo en un siniestro de proporciones. El 12 de marzo de aquel año, y en sesión extraordinaria de la Comisión Municipal de Iquique, se aprobó que la manzana comprendida entre las calles Tacna (Obispo Labbé), Santa Rosa (Esmeralda), Junín (Ramírez) y Bolívar se convirtieran en plaza pública, reservándose del centro el espacio necesario para reconstruir la Iglesia y Casa Parroquial, que ocuparan anteriormente una esquina de la misma manzana.

El 8 de septiembre de 1883, en una ceremonia oficiada por el Gobernador Eclesiástico de Valparaíso, Monseñor Mariano Casanova, se bendijo y colocó la primera piedra de la nueva y definitiva edificación, la que fue terminada en 1885.

Monseñor Camilo Ortúzar se dedicó a la organización administrativa eclesiástica del nuevo Vicariato, para lograr una acertada gestión. Se preocupó de delimitar la extensión y demarcación de cada uno de los templos existentes, y para ello erigió canónicamente en el sector costero y salitrero, las parroquias de Pisagua, La Noria, Lagunas, Mamiña y Negreiros. En 1896, el Vicariato de Tarapacá contaba con diez parroquias y 358 capillas.

En 1909, el presbítero Martín Rücker fue el primero en solicitar el levantamiento de un Obispado en este territorio, sin embargo, sólo 20 años después, el 20 de diciembre de 1929, fue aprobada la creación del Obispado de Iquique por la Constitución Apostólica "Ad gregen Dominicum" del Papa Pío XI, abarcando las provincias de Tarapacá y Arica y siendo su primer Obispo Monseñor Carlos Labbé Márquez. En 1959, se crea la Prelatura de Arica, lo que deja definitivamente a nuestra Diócesis circunscrita al territorio de la Provincia de Iquique.

El Vicariato de Tarapacá comienza a realizar su labor religiosa, y todo el trabajo pastoral y evangelizador, independientemente de Arequipa a partir de 1882, y bajo el mandato de los siguientes Vicarios Apostólicos:

  • Nació en Santiago, el 15 de julio de 1848. Hijo de Ángel Ortúzar y Carolina Montt. Estudió en el Seminario de Santiago y se ordenó Presbítero en 1872. Fue inspector en el Seminario de Valparaíso entre 1873 y 1874, y vicerrector en 1877.

    Desde 1879, durante la guerra del Pacífico, fue capellán de la Armada Nacional. En abril de 1882, el delegado apostólico Monseñor Moconni lo nombró Vicario Apostólico del litoral de Tarapacá, que aún permanecía ocupado por las armas chilenas.

    En 1887 renunció a su cargo y emprendió viaje a Europa. En Turín Don Bosco le ofreció en su Congregación "trabajo, pan y cielo". Ortúzar aceptó y se hizo Salesiano. Sin embargo, desde hacía un tiempo tenía afección pulmonar y el 8 de enero de 1895 falleció en Niza.
  • Nació en Curimón, el 31 de diciembre de 1838. Hijo de Manuel Labarca y Rosa Olivares. Estudió en el Seminario de Santiago y fue ordenado Sacerdote el 20 de diciembre de 1862. Al año siguiente fue nombrado capellán beneficiado de la Parroquia Santa Rosa de los Andes.

    El 29 de enero de 1867 fue ordenado sacerdote de Lampa, en 1870 de Casablanca y en 1872 de Limache. Fue nombrado Vicario Apostólico de Tarapacá en 1887, donde permaneció hasta 1890. Ese mismo año, el 26 de junio, fue promovido a la Diócesis de Concepción.

    El 8 de septiembre de 1890 fue consagrado Obispo en la Capilla del Palacio Arzobispal de Santiago por Monseñor Mariano Casanova, y tomó posesión de la diócesis el 21 de septiembre de 1890. Cumplió con gran celo su trabajo: mantuvo prensa católica, construyó un magnífico edificio para el seminario diocesano y fundó diversas parroquias; las de Villa Alegre, Longaví, San Ignacio (Bulnes), San Fabián, Lota, San Rosendo, Curanilahue, Collipulli, Victoria, Traiguén, Temuco, Lautaro y Nueva Imperial.

    Falleció en Concepción el 9 de Octubre de 1905 y sus restos fueron sepultados en la Iglesia Catedral de dicha ciudad.
  • Perteneció a la Diócesis de Concepción, donde se ordenó Sacerdote el 1º de diciembre de 1867. Trabajó con celo y energía en la Parroquia de Lebu y otras del mismo Obispado. Desde 1890 hasta 1892 fue Vicario Apostólico Interino de Tarapacá.

    Don Manuel José Irarrázaval, quien lo conoció en Iquique durante la revolución de 1891, pudo apreciar sus méritos. Fue presentado para la canonjía de merced de la Catedral de Concepción en 1893. Falleció siendo canónigo en esta ciudad, el 6 de septiembre de 1910
  • Presbítero del Arzobispado de Santiago, nació en Naicura, Parroquia de Vichuquén, el 29 septiembre de 1847. Sus padres fueron Juan Ignacio Fuenzalida y Carmen Santelices.

    Estudió en el Seminario Conciliar de Santiago y recibió el Orden sagrado el 21 de diciembre de 1872. Durante su vida sacerdotal se desempeñó como profesor del Seminario de Santiago entre 1889 y 1891. Fue párroco de la Asunción y San Fernando, párroco interino de San Lázaro en 1888 y contador del Tribunal de Cuentas.

    Entre 1892-1895, se desempeñó como Vicario Apostólico de Tarapacá. Luego fue nombrado párroco del Sagrario de Santiago. Párroco administrador y después en propiedad de San Lázaro en 1898. Monseñor Mariano Casanova le nombró Canónigo de la Catedral el 2 de enero de 1908.

    Dos años después acompañó en calidad de Capellán al Presidente Pedro Montt en su viaje a Europa, durante el cual el Primer Mandatario falleció. Monseñor Errázuriz le nombró su Vicario General en 1921 y la Santa Sede le distinguió con el título de Protonotario Apostólico. Murió en Santiago el 15 de junio de 1928.
  • Nació en la ciudad de La Serena, el 4 de julio de 1842. Hijo de Guillermo Carter y Gertrudis Gallo. Estudió en el Seminario de La Serena.

    Fue nombrado Vicario Apostólico de Tarapacá el 12 de junio de 1895. Mandó abrir el primer Libro de Decretos y Nombramientos el 5 de agosto de ese mismo año, y el 12 de octubre, consagra al Vicariato Apostólico de Tarapacá al Sagrado Corazón de Jesús al autorizar la construcción de un "templo consagrado a ese Divino Corazón".

    Fue ordenado sacerdote el 23 de diciembre de 1865 por el Obispo de La Serena y se desempeñó como profesor. En Copiapó fundó un colegio católico y el periódico "El Amigo del País".

    Fue elegido Obispo auxiliar de Antédone, el 15 de junio de 1893, y consagrado el 15 de abril de 1894 en la Catedral de Santiago.

    El 14 de diciembre de 1898 mandó crear en la ciudad cabecera del Vicariato un archivo general, donde se guardaran y custodiaran los libros parroquiales de los templos del Vicariato.

    Falleció el 30 de agosto de 1906 y fue sepultado en la Cripta que se encuentra a la entrada de la nave del templo Catedral de Iquique, con todas las solemnidades prescritas en el ceremonial.
  • Nació en Santiago el 6 de febrero de 1867. Sus padres fueron Antonio Montero y María Carvallo. En 1888 tomó el hábito de la Congregación de los Sagrados Corazones. Se trasladó al Vicariato Apostólico de Tarapacá, y Monseñor Guillermo Juan Carter lo ordenó Sacerdote el 29 de febrero de 1896.

    Allí se desempeñó como Notario Eclesiástico y sucedió a Monseñor Guillermo Juan Carter, como Vicario Apostólico Interino por cinco meses, asumiendo dicho cargo el 31 de agosto de 1906 y entregándolo el 2 de enero de 1907 a Monseñor Martín Rücker.

    Luego ingresó al clero de la Vicaría General Castrense, con residencia en las provincias nortinas, en las cuales ejerció un fecundo apostolado. En sus últimos años se radicó en Santiago y atendió la Capellanía de la Santa Agonía. Murió el 15 de julio de 1952.
  • Nació en Santiago el 28 de enero de 1867. Hijo de Martín Rücker y Mariana Sotomayor Valdés. Estudió en el Seminario de Valparaíso. Fue ordenado sacerdote el 20 de diciembre de 1890.

    Se desempeñó como profesor, tesorero y ministro del Seminario de Valparaíso. Fue Vicario Apostólico de Tarapacá desde 1907 a 1910. Vicario General del Arzobispado de Santiago entre 1910 y 1914. Rector de la Universidad Católica de Chile durante los años 1915 y 1921.

    Pío XI lo eligió Obispo titular de Marlamés, el 16 de marzo de 1923. Consagrado en la Catedral de Burgos, España, el 25 de julio de 1923 por el Cardenal Juan Benlloch y Vivó, Arzobispo de dicha ciudad. Fue nombrado Gobernador Eclesiástico de Chillán en 1923 y tomó posesión del cargo el 27 de enero de 1924.

    Al ser creada la nueva diócesis de Chillán, Pío XI lo designó su primer Obispo en el Consistorio del 14 de diciembre de 1925. Tomó posesión de la diócesis el 25 de abril de 1926. Perteneció a numerosas instituciones culturales chilenas y extranjeras. Poseía varias condecoraciones de Gobiernos extranjeros.

    Falleció en Chillán el 6 de enero de 1935. Fue sepultado en la Catedral de Chillán. Lo sucedió Monseñor Jorge Larraín, en 1937.
  • Nació en Cáhuil (Colchagua) el 23 de junio de 1868. Hijo de José María Caro Martínez y Rita Rodríguez Cornejo. Estudió en el Seminario de San Pedro Damián, en el colegio Pío Latino de Roma, en el Seminario de Santiago y en la Universidad Gregoriana, en Roma. Doctor en Teología. Fue ordenado Sacerdote en Roma, el 20 de diciembre de 1890. Profesor del Seminario de Santiago entre 1892 y 1911. Fue nombrado Párroco de Mamiña en 1899-1900 y Vicario Apostólico de Tarapacá, el 6 de mayo de 1911.

    San Pío X lo eligió Obispo titular de Milas el 5 de enero de 1912. Fue consagrado en la Catedral de Santiago el 28 de abril de 1912, por Monseñor Erico Sibilia, internuncio Apostólico.

    Pío XI lo trasladó a la Diócesis de La Serena en el Consistorio del 14 de diciembre de 1925, y en el Vicariato lo sucedió en 1926, Monseñor Carlos Labbé Márquez. Tomó posesión de la diócesis serenence el 24 de abril de 1926. Sucedió a Monseñor Carlos Silva Cotapos, trasladado a Talca.

    Al ser erigido el Arzobispado de La Serena, Pío XII lo eligió su primer Arzobispo el 20 de mayo de 1939. Pío XII lo trasladó posteriormente al Arzobispado de Santiago como titular de la Arquidiócesis el 30 de agosto de 1939. Sucedió a Monseñor José Horacio Campillo, quien había renunciado en ese mismo año.

    Hizo la Visita ad limina en 1920 como Vicario Apostólico de Tarapacá, en 1929 como Obispo de La Serena y en 1950 como Arzobispo de Santiago.

    Participó en el I Concilio Provincial de Chile en 1938. Pío XII lo nombró Cardenal en el Consistorio de 17 de mayo de 1946, con el título de Santa María Della Scala. Fue Legado Papal en el I Concilio Plenario Chileno en 1948 y miembro del Cónclave de octubre de 1958.

    En 1950 la Santa Sede le dio el título de Primado de Chile. Sus Obispos auxiliares en Santiago fueron: Monseñor Augusto Salinas, entre los años 1941 y 1950; Monseñor Pío Alberto Fariña, desde 1946 a 1958 y Monseñor Emilio Tagle, en 1958.

    Tuvo numerosas condecoraciones de Gobiernos extranjeros. Falleció en Santiago el 4 de diciembre de 1958. Fue sepultado en la Catedral de Santiago, donde se le erigió un monumento.
  • Nació en la localidad de Talagante el 17 de enero de 1865 y fue hijo de José Miguel Godoy y de María de los Santos Herrera. Se preparó para el sacerdocio en el Seminario de Santiago y recibió el Presbiterado el 20 de septiembre de 1890.

    En el Seminario fue prefecto, profesor y ecónomo hasta 1899, año en que tomó rumbo al norte grande de Chile en busca de salud, con su amigo Monseñor José María Caro. En esta tierra fue Párroco de Mamiña y de Los Loros, radicándose después definitivamente en el Vicariato de Tarapacá cuando Monseñor Caro fue nombrado Vicario Apostólico.

    Se desempeñó en Iquique como Párroco, Notario y Vicario General. También fue Vicario Apostólico Interino del Vicariato de Tarapacá por ocho meses; asumió dicho cargo el 15 de diciembre de 1925 y lo entregó el 10 de agosto de 1926 a Monseñor Carlos Labbé Márquez. Falleció el 12 de noviembre de 1945.
  • Fue el último Vicario Apostólico de Tarapacá y el primer Obispo Diocesano de Iquique.

Bula Ad gregem Dominicum

  • Subdelegación.-Nunciatura Apostólica de Santiago de Chile.-N. 2537. -Ilmo. y Rmo. Monseñor Crescente Errázuriz Valdivieso, Arzobispo de Santiago.-Ilmo. y Rmo. Monseñor. Con la Bula "Ad gregem Dominicum", de fecha 20 de Diciembre de 1929, el Augusto Pontífice se ha dignado benignamente erigir en Diócesis el actual Vicariato Apostólico de Tarapacá y nombrar primer Obispo de la nueva Sede al Ilmo. y Rmo. Monseñor Carlos Labbé Márquez.-Tratándose de Diócesis sufragánea de la Metropolitana de Santiago, me es grato confiar a V. S. Ilma. y Rma. la prescrita ejecución canónica del Documento Pontificio, que tengo el honor de enviarle, junto con las facultades necesarias y oportunas, de las cuales se hará expresa mención en el Decreto Ejecutorial. Ruego al mismo tiempo. a V. S. se sirva dar órdenes para que un ejemplar auténtico de dicho Decreto sea, a su tiempo, enviado a esta Nunciatura Apostólica. Aprovecho gustoso esta oportunidad para reiterarle los sentimientos de mi filial veneración, y encomendándome a sus santas oraciones, tengo el honor de profesarme de V.S. Ilma. y Rma. afmo. en el Señor.-Héctor, Arzobispo de Corinto, Nuncio Apostólico.

    Ejecución Canónica.-Nós, Crescente Errázuriz Valdivieso, por la gracia de Dios y de la Santa Sede Apostólica, Arzobispo de Santiago de Chile, Asistente al Solio Pontificio, etc., subdelegado por el Excmo. Sr. Nuncio Apostólico Monseñor Héctor Felici, según consta del oficio que precede, para la ejecución canónica de las Santas Letras Apostólicas "Ad gregem Dominicum", por las cuales Su Santidad el Papa Pío XI, felizmente reinante, se ha dignado erigir en Diócesis el actual Vicariato Apostólico de Tarapacá y nombrar primer Obispo de la nueva Sede al Ilmo. Sr. Dr. Dn. Carlos Labbé Márquez, al Clero y fieles del Vicariato Apostólico de Tarapacá y al Clero y fieles de la Provincia de Arica, definitivamente incorporada al territorio chileno, salud y paz en el Señor.-La Santa Sede Apostólica, considerando que la recta y conveniente demarcación de las Iglesias contribuye sobremanera a apacentar y gobernar mejor la Grey del Señor y que a su Suprema Autoridad corresponde erigir las Diócesis o modificar sus límites, especialmente en aquellos territorios de Misiones sujetos todavía al gobierno de un Vicariato o Prefecto Apostólico y en los cuales, por el gran número de fieles o por exigirlo así las circunstancias, conviene establecer la jerarquía ordinaria, ha acogido benignamente la solicitud del Ilmo. Sr. Vicario Apostólico de Tarapacá, Dr. Dn. Carlos Labbé Márquez, que pide la elevación de dicho Vicariato a la categoría de Diócesis, y después de oír el voto favorable de los Eminentísimos Sres. Cardenales de la S. I. R. y el informe del Excmo. Sr. Nuncio Apostólico en esta República, ha decretado por las Letras Apostólicas "Ad gregem Dominicum", de 20 de Diciembre de 1929, erigir en Diócesis el Vicariato Apostólico de Tarapacá, agregándole la provincia de Arica, que queda para siempre separada del Obispado de Arequipa, al cual pertenecía, e instituir su primer Obispo al actual Vicario Apostólico Ilmo. Sr. Dr. Don Carlos Labbé Márquez.- La nueva Diócesis se denominará "de Iquique" y sus límites serán los siguientes: al Norte, la República del Perú; al Oriente, la República de Bolivia; al Poniente, el Océano Pacífico, y al Sur, los límites del suprimido Vicariato Apostólico de Tarapacá.- Así, pues, la ciudad de Iquique será la Sede del nuevo Obispado, y su iglesia principal, dedicada a la Inmaculada Concepción, es elevada al rango de Catedral, con los derechos, honores, prerrogativas y privilegios de que gozan las demás Iglesias Catedrales y sus Obispos de la América Latina, quedando como sufragánea de la Iglesia Metropolitana de Santiago de Chile.-No permitiendo las circunstancias de los tiempos establecer desde luego el Cabildo Catedral de Canónigos, el nuevo Obispo deberá nombrar, en su lugar, Consultores Diocesanos, al tenor del Canon 423 y siguientes del Código de Derecho Canónico.-Deberá también el nuevo Obispo erigir cuanto antes su Seminario Diocesano, según las disposiciones del Derecho y normas de la Sagrada Congregación de Seminarios y enviar sin interrupción, y por cuenta de la Diócesis, dos alumnos, o, por lo menos, uno, de los aventajados, al Colegio Pontificio Pió Latino Americano.-El nuevo Obispado se regirá por las disposiciones de los Sagrado Cánones y del Concilio Plenario de la América Latina en todo lo que se refiere al gobierno y administración; a la elección del Vicario Capitular, Sede Vacante, y a los derechos y obligaciones de los clérigos y de los fieles.-Por lo que respecta al Clero, es voluntad de la Sede Apostólica que todos los Clérigos que actualmente tienen su domicilio legal en la Provincia de Arica y que pertenecían hasta aquí a la Diócesis de Arequipa, se consideren desde este momento adscritos a la de Iquique, y que la Secretaría de la Diócesis de Arequipa remita cuanto antes a la Secretaría de la de Iquique toda la documentación que se relacione con la provincia de Arica.-La dote episcopal de esta nueva Diócesis la constituirán los bienes y rentas de la Iglesia, si los tiene; los emolumentos de la Curia; las oblaciones que suelen hacer los fieles, en cuyo beneficio y provecho ha sido creada, además de lo que con este fin se haya reunido y de los que pudiera serle asignado por el Gobierno Civil.-Por tanto, en virtud de la Autoridad Apostólica a Nós subdelegada, damos por ejecutoriados y cumplidos los mandatos de Nuestro Santísimo Padre Pío XI en sus Letras Apostólicas "Ad gregem Dominicum" y por erigida, creada y constituida la Diócesis de Iquique; nombrado e instituido su primer Obispo en la venerable persona del Ilmo. Sr. Dr. Dn. Carlos Labbé Márquez, quien, por disposición Apostólica, queda desvinculado de la Iglesia de Bida.- Asimismo, damos por ejecutoriadas y cumplidas todas y cada una de las cosas puntualizadas en el presente auto de erección, las que deberán guardarse y observarse en todas sus partes, no obstante cualesquiera otras disposiciones en contrario.- Comuníquese al Exmo. Sr. Nuncio Apostólico y al Ilmo. Sr. Obispo de la nueva Diócesis de Iquique.- Dado en Santiago de Chile, día del Patrocinio del Señor San José, a 7 de Mayo de 1930.- Crescente, Arzobispo de Santiago de Chile.- Por mandato de su Señoría Ilmo. Y Rma. J.Agustín Morán C., Secretario" .

  • Pese a que la Constitución Apostólica "Ad gregem Dominicum" fue aprobada el 20 de diciembre de 1929, casi seis meses después llega a nuestra ciudad para que el 8 de junio de 1930, el Vicario Apostólico de entonces, Monseñor Carlos Labbé, tomara oficialmente posesión del ahora Obispado de Iquique, el cual abarcaba toda la Región de Tarapacá.

    La ceremonia en dicha ocasión fue descrita por Monseñor Labbé, como Obispo de la nueva diócesis, en los siguientes términos:

    "Esta tarde a las 5, ante Monseñor José María Caro Rodríguez, Obispo de La Serena, con las solemnidades del derecho, observando las prescripciones de las Bulas pontificias, he tomado posesión de la Diócesis de Iquique, asistiendo el clero, las autoridades y numeroso pueblo en la Iglesia Catedral.

  • Iquique, 9 del mes de junio de 1930.

    Con uso de nuestra jurisdicción y para la administración eclesiástica y servicio religioso de nuestra querida Diócesis de Iquique, hacemos los siguientes nombramientos, debiendo los favorecidos, a quienes corresponda u obligue, y en la forma establecida por el Código de Derecho Canónico, hacer la profesión de lo requerido: Vicario General de la Diócesis, padre don José Miguel Godoy.

    Consultores diocesanos a tenor del Canon 423, los padres don José Miguel Godoy, Luis Friedrich, Antonio Reyes y Pérez, y Antonio Martínez.

    Secretario del Obispado, padre don Antonio Martínez. Notario Mayor, padre don Eduardo Oyarzún. Prepósito de Conferencias de la Teología Moral y Liturgia, padre don Antonio Martínez y Vice-Pbro. don Antonio Reyes y Pérez.

    Ecónomo o Administrador de los bienes Diocesanos, padre don Antonio Martínez.

    Vicario Foráneo: del Departamento de Arica, padre don Ambrosio Imols. Del Departamento de Pisagua, hasta el límite sur de la Parroquia de Huara, comprendiendo las parroquias de la Pampa y del interior de esa región, el padre don Oscar Rubke O. De Pica y pampa sur, incluyendo las parroquias de Pozo Almonte y Mamiña e interior sur, el padre don Luis Friedrich.

    Párrocos: de la Inmaculada Concepción de Iquique, padre don José Miguel Godoy; de San Antonio de Iquique, padre don Alfonso Boelen; de Arica, padre don Ambrosio Imols; de Putre, con jurisdicción en todo el interior del Departamento de Arica, padre don Juan Ivaca; de Pisagua, padre don Oscar Rubke O; de Dolores, R.P. Avelino Maes; de Negreiros y Camiña, padre don Lucas Seperisa; de Huara y Caleta Buena R.P Nepomuceno Geleyn; de Tarapacá y Sibaya, R.P. Avelino Maes; de Pozo Almonte, padre don Juan Castillo; de Pica, don Luis Friedrich; del Alto San Antonio, padre don Arturo Therrien; de Lagunas, con residencia en la Oficina Alianza y jurisdicción desde el límite sur de la Parroquia del Alto San Antonio hasta los terrenos de la Oficina Alianza inclusive, padre don Francisco Araya.

    Vice-Párroco: de Lagunas, con jurisdicción desde el límite sur de la Oficina Alianza hasta el límite sur de esa parroquia, R.P. Eugenio Hollín; de Punta de Lobos, padre don Eduardo Oyarzún.

    Rectores de Iglesias: de la Capilla de Santa Teresita del Niño Jesús, padre don Eduardo Oyarzún; de San Gerardo, padre don Leodomiro Ruiz; de San José, R.P. Eugenio Collín; de la Capilla del Santísimo, padre de Antonio Martínez y de la Capilla del Hospital, padre don Antonio Reyes y Pérez.

    Vicarios Cooperadores: de Arica, padre don Arturo González; de la Parroquia de la Inmaculada Concepción de Iquique, padres don Eduardo Oyarzún, Antonio Martínez, Leodomiro Ruiz, Carlos Gómez y Enrique Franchini; de la parroquia de San Antonio de Iquique, R.P. Luis Schoemaecker; de las Parroquias de Huara y Caleta Buena, R.P. Bienvenido Leal y de la Parroquia de Pica, el padre don Juan Kruse.

    Anótese y comuníquese

    +Carlos Obispo de Iquique
    Por mandato de S.S. ILMA
    Antonio Martínez Secretario" .

    De esta forma, nuestra diócesis comienza a desarrollarse y crecer en toda la comunidad de la provincia de Tarapacá, incluidos los pueblos del interior.

Obispos Diocesanos

  • Nació en Curicó el 22 de noviembre de 1876. Realizó sus estudios en el Seminario de Santiago. Fue ordenado sacerdote el 23 de diciembre de 1899.

    Se desempeñó como párroco en Paredones entre los años 1901 y 1906. En Curepto entre 1906 y 1911. En Talca entre 1911 y 1914, y Curicó entre 1914 y 1923. Fue Canónigo de Santiago en 1925.

    Pío XI lo eligió Obispo titular de Bida el 2 de agosto de 1926 y Vicario Apostólico de Tarapacá ocho días después.

    Fue consagrado en Talca, el 22 de noviembre de 1926, por Monseñor Benedetto Aloisi Masella, Nuncio Apostólico.

    Sucedió en el Vicariato a Monseñor José María Caro, trasladado a La Serena en 1925.

    Al ser creada la Diócesis de Iquique en 1929, Pío XI lo designó su primer Obispo el 20 de diciembre de ese mismo año. Tomó posesión de la nueva diócesis el 5 de junio de 1930. Participó en el I. Concilio Provincial de Chile en 1938.

    Años después, habiendo renunciado a la diócesis, Pío XI lo designó a la sede titular de Leucena y lo designó Vicario General Castrense el 30 de junio de 1941. En Iquique, lo sucedió Monseñor Pedro Aguilera.

    Falleció en Santiago el 17 de octubre de 1941. Fue sepultado en el Cementerio General de Santiago.
  • Nació en Salamanca el 24 de agosto de 1910. Estudió en el Seminario de Santiago y en la Universidad Gregoriana en Roma. Doctor en Teología. Fue ordenado Sacerdote el 17 de diciembre de 1932. Profesor en el Seminario de La Serena, Asesor diocesano de Acción Católica, Canónigo.

    Pío XII lo eligió Obispo de Iquique el 15 de septiembre de 1941. Consagrado en la Catedral de La Serena, el 4 de enero de 1942, por Monseñor Juan Subercaseaux, Arzobispo de dicha ciudad.

    Tomó posesión de la Diócesis de Iquique el 24 de enero de 1942. Sucedió a Monseñor Carlos Labbé Márquez, quien había renunciado en 1941.

    Tuvo como Obispo auxiliar a Monseñor José del C. Valle, desde 1963. Hizo la Visita ad limina en 1950.

    Participó en el I Concilio Plenario Chileno en 1946 y en las cuatro Sesiones del Concilio Vaticano II.

    Debido a su precario y prolongado mal estado de salud, renunció a la diócesis y Pablo VI lo designó a la sede titular de Tambee, el 21 de noviembre de 1966.

    Lo sucedió el mismo día de su traslado Monseñor José del Carmen Valle Gallardo. Monseñor Aguilera fue muy estudioso y versado en Derecho Canónico. Falleció en Santiago el 23 de enero de 1968. Fue sepultado en el Cementerio Católico de Santiago.
  • Nació en Canela, provincia de Illapel, el 11 de diciembre de 1908. Estudió en el Seminario de La Serena. Fue ordenado Sacerdote por Monseñor José María Caro, Obispo de La Serena, en la Capilla del Obispado, el 17 de diciembre de 1932. Fue Vicario cooperador en Vicuña. Profesor en el Seminario. Párroco de Carén. Rector del Seminario Menor de La Serena. Rector del Colegio Arzobispal. Vicario General.

    Pablo VI lo eligió Obispo titular de Germania de Numidia y Auxiliar del Obispo de Iquique Monseñor Pedro Aguilera, el 27 de julio de 1963.

    Consagrado en la Catedral de La Serena el 25 de agosto de 1963 por Monseñor Gaetano Alibrandi, Nuncio Apostólico.

    El mismo Pontífice lo trasladó a la Diócesis de Iquique el 21 de noviembre de 1966. Tomó posesión el 9 de abril de 1967. Sucedió a Monseñor Pedro Aguilera, designado a la sede titular de Tambee en 1966. Participó en la III y IV Sesión del Concilio Vaticano II y en la II Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en Medellín, 1968. Hizo la Visita ad limina en 1979.

    Juan Pablo II le aceptó la renuncia a la Diócesis nunc pro tunc el 13 de julio de 1984 y fue constituido Administrador Apostólico de Iquique hasta el 8 de septiembre de ese año, fecha en que lo sucedió Monseñor Javier Prado. Se retiró a vivir a La Serena, donde falleció el 12 de julio del 2000, siendo sepultado en dicha ciudad.
  • Nació en Santiago el 8 de marzo de 1929. Religioso de los Sagrados Corazones. Ingresó a la Congregación en 1947. Emitió los votos temporales el 28 de marzo de 1948 y los perpetuos el 1 de abril de 1951.

    Estudió Filosofía y Teología en el Seminario de los Sagrados Corazones en Los Perales. Ordenado Sacerdote en la Catedral de Valparaíso el 19 de septiembre de 1953 por Monseñor Rafael Lira, Obispo de Valparaíso.

    Hizo un curso de perfeccionamiento y renovación religiosa en Lima, desde julio a diciembre de 1978.

    Juan Pablo II lo eligió Obispo de Iquique el 13 de Junio de 1984 y fue consagrado en la Catedral de Valparaíso el 2 de septiembre de 1984 por Monseñor Angelo Sodano, Nuncio Apostólico. Tomó posesión de la diócesis el 8 de septiembre de 1984. Sucedió a Monseñor José del C. Valle, quien había renunciado por razón de edad.

    El 16 de abril de 1988, Juan Pablo II lo designó Obispo Auxiliar de Monseñor Francisco de B. Valenzuela, Arzobispo-Obispo de Valparaíso, desligándolo de la diócesis de Iquique.

    En Iquique lo sucedió Monseñor Enrique Troncoso. Vicario general del Obispado de Valparaíso. Monseñor Prado Participó en el I Sínodo de Valparaíso en 1989.

    Juan Pablo II lo trasladó a la Diócesis de Rancagua el 16 de abril de 1993. Tomó posesión, el 10 de junio. Desempeñó desempeñado varios cargos en la Conferencia Episcopal de Chile. Hizo la Visita ad limina en 1994 y 2002.

    En abril de 2004 el Papa Juan Pablo II aceptó su renuncia por razones de edad.
  • Nació el 11 de noviembre de 1937 en Villa Alhué. En Marzo de 1955 se incorporó al Seminario Pontificio Mayor de Santiago, para iniciar su formación sacerdotal. Durante ese período cursó Teología en la Universidad Católica de Chile.

    En 1961 vivió un año pastoral donde se ordenó de Diácono, trabajando en la Parroquia San Cayetano de la Población La Legua en Santiago. Ese mismo año recibió su Ordenación Sacerdotal de manos de Monseñor Raúl Silva Henríquez, en ceremonia realizada en la Iglesia San Ignacio de la capital.

    Su primer destino pastoral fue el ser Vicario cooperador, en la misma Parroquia San Cayetano en La Legua. En los años siguientes también fue Vicario cooperador en Talagante, Melipilla y encargado de la Catequesis Zonal.

    En 1967 fue nombrado Párroco de San Antonio, cargo que ejerció durante 10 años, siendo además Decano del sector Costa.

    En 1977 viajó a España, donde realizó un curso de actualización teológica, recibiéndose de Bachiller en Teología en la Pontificia Universidad de Salamanca, sede Madrid.

    De vuelta en Chile, en el año 1978 es nombrado Párroco de la Parroquia Inmaculada Concepción de Talagante, cargo que ocupó por cuatro años.

    En 1982 Monseñor Enrique Troncoso asume la Secretaría General del Arzobispado de Santiago y es nombrado párroco de la Parroquia Santa Filomena de dicha ciudad.

    El 3 de Marzo del año 1985 asume como Vice-Rector Formador del Seminario Pontificio Mayor de Santiago, para luego el día 15 de Julio de 1989 ser electo Obispo de Iquique por su Santidad el Papa Juan Pablo II.

    Monseñor Troncoso recibió su Consagración Episcopal de manos de Monseñor Raúl Silva Henríquez, el 12 de Agosto de 1989, en una ceremonia realizada en el Templo Votivo de Maipú. El 30 de Septiembre del mismo año asumió como Obispo Diocesano de Iquique, cargo que ocupó hasta el 27 de mayo de 2000 cuando la Santa Sede lo nombró Obispo de la Diócesis de Melipilla, de la cual tomó posesión el 23 de Julio de ese mismo año, y donde actualmente desempeña su labor pastoral.
  • Nació en Santiago, el 15 de julio de 1956. Estudió en el Colegio San Ignacio, sección El Bosque, y desde esta época se integró en la juventud de la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, de Providencia, guiado espiritualmente por el Padre Fernando Karadima Fariña. Tras la Prueba de Aptitud Académica ingresó a la Pontificia Universidad Católica de Chile, en la carrera de Ingeniería Comercia. Después de cursar los tres primero años, acoge el llamado de Dios e ingresó al Seminario Pontificio Mayor de Santiago, el 12 de abril de 1977. Al terminar sus estudios de seminarista, es ordenado Diácono el 3 de diciembre de 1983. Egresa del Seminario con el grado de Bachiller en Ciencias Religiosas.

    Fue Secretario privado del entonces Arzobispo de Santiago, Monseñor Juan Francisco Fresno desde 1983, quien lo ordena Presbítero el 29 de junio de 1984. Una vez ordenado continúa como secretario privado del Arzobispo y luego del Cardenal, hasta 1990, al mismo tiempo que cooperaba en la Parroquia del Sagrado Corazón-El Bosque e iniciaba también sus Estudios de Licenciatura en Teología Dogmática en la Facultad de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

    Asume como Párroco en "Nuestra Señora de la Paz" en el Decanato de Ñuñoa, el 22 de abril de 1990 sin abandonar sus estudios universitarios, y luego de tres años asume como Párroco de "San Gabriel" en el Decanato Pudahuel-Sur de la zona oeste de Santiago, el 21 de marzo de 1993. En mayo de ese mismo año es nombrado Director del Area Eclesial de la Conferencia Episcopal de Chile, y en noviembre de 1994, obtiene la Licenciatura en Teología.

    El Papa Juan Pablo II lo nombró Obispo Titular de Bilta y Auxiliar del Obispo de Valparaíso, el 12 de abril de 1995. Es consagrado Obispo en la Catedral de Valparaíso el 29 de Junio de 1995. Allí se desempeñó como Obispo Auxiliar de Monseñor Jorge Medina Estévez, de Monseñor Francisco Javier Errázuriz Ossa y de Monseñor Gonzalo Duarte García de Cortázar.

    En el año del Jubileo 2000, el Papa Juan Pablo II lo nombra Obispo de Iquique el 21 de noviembre y asume la diócesis el 27 de diciembre de ese mismo año ante la presencia del Sr. Cardenal Juan Francisco Fresno L., el Sr. Nuncio Apostólico Monseñor Luigi Ventura, el Arzobispo de Santiago y Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile Monseñor Francisco Javier Errázuriz O. y varios Obispos.

    Su lema episcopal es: "Fiat Voluntas tua", el "Hágase tu Voluntad" que reza el Padrenuestro, y que refleja la total entrega de la Santísima Virgen María.

    Actualmente continúa su labor pastoral en la Diócesis de Iquique. El 15 de Julio de 2001, con un mensaje y bendición del Santo Padre Juan Pablo II, Monseñor Juan Barros Madrid coronó la imagen de la Virgen del Carmen de La Tirana como Madre y Reina del Norte de Chile, en una multitudinaria y emotiva ceremonia, enmarcada en la celebración de la Fiesta de La Tirana. En la oportunidad todo el país especialmente el norte grande, fue puesto bajo el amparo de la Reina del Tamarugal. Hizo la Visita ad limina en 2002.

    El 9 de octubre de 2004, fue nombrado Obispo Castrense de Chile, asumiendo su nuevo cargo el 26 de noviembre de ese mismo año.
  • Nació el 29 de octubre de 1964 en la ciudad de Iquique. A corta edad se trasladó a vivir a Arica, donde estudió gran parte de su enseñanza básica, la cual finalizó en el Colegio Santa María de Iquique al regresar a su ciudad natal a la edad de 12 años. Su Enseñanza Media la realizó en el Liceo de Hombres Libertador Bernardo O'Higgins de Iquique.

    Ingresó a la Universidad de Tarapacá de Arica a estudiar la carrera de Obstetricia en Ginecología, durante la cual estuvo como alumno en práctica en la facultad de la Universidad de Chile y su internado lo realizó en los poblados de Melipilla, Pomaire y Santiago.

    Al titularse, regresó a Iquique a trabajar en el Hospital Regional Ernesto Torres Galdames. Es en ese entonces cuando a partir del impacto de la figura del Papa Juan Pablo II y las personas enfermas de cáncer del servicio de ginecología, especialmente las mujeres con enfermedad terminal, su vocación sacerdotal lo llamó a entrar al Seminario Pontificio Mayor de Santiago en 1989, donde realizó sus estudios de Filosofía y Teología.

    El 14 de diciembre de 1996 fue ordenado Sacerdote por Monseñor Enrique Troncoso en la Catedral Inmaculada Concepción de Iquique. Mismo día que asumió el cargo de Rector del Santuario de Nuestra Señora del Carmen de la Tirana y Asesor General para los Bailes Religiosos.

    El 20 de noviembre de año 2004, debido al traslado de Monseñor Juan Barros Madrid al Obispado Castrense, el presbiterio lo nombró Administrador Diocesano de la Diócesis de Iquique, cargo que fue ratificado en Diciembre del mismo año por la Santa Sede.

    El 23 de octubre de 2006, en el primer aniversario de la canonización de San Alberto Hurtado, el Santo Padre Benedicto XVI lo nombró Obispo de Iquique. el 18 de noviembre del mismo año fue Ordenado Obispo en el Santuario Nuestra Señora del Carmen de La Tirana y el 19, realizó la toma de posesión de la Catedral Inmaculada Concepción. Hizo su primera Visita ad Limina en el año 2008.
  • Monseñor Guillermo Vera Soto (Actual obispo de Iquique)