Fortaleza - Heroísmo


Lunes 13 de Mayo, 2019

Hace 140 años atrás nuestra patria se vio envuelta en un conflicto bélico, naciones hermanas no supieron entenderse y sus hijos salieron en sus defensas. En ambos bandos se vivieron ejemplos de heroísmo y generosidad, por estos días  como chilenos celebramos el arrojo y la valentía de Arturo Prat y sus hombres. 

Al recordar la valentía de nuestros héroes y cuyo recuerdo nos llena de emoción, no hemos de olvidar que la grandeza de Chile hoy también necesita de héroes. Sí necesita de los héroes desconocidos y que dan las batallas de cada día, Chile necesita de cada hombre y mujer, de cada niño, joven y adulto que saben estar cada día en las batallas que llevan a conseguir la victoria fruto del estudio bien hecho, del trabajo responsable, de la familia cuidada, de la fortaleza en la adversidad, de la generosidad que vence sobre el egoísmo. El heroísmo no es fruto de un momento sino de la suma de muchos actos de valor, generosidad, renuncia, convicción, fe y amor. Chile es grande por sus héroes de ayer, que Chile pueda ser grande por los valientes de hoy. En la sagrada escritura en el  libro de la Sabiduría leemos que: “La vejez honorable no consiste en vivir muchos años: que los cabellos blancos del hombre son la prudencia, y la edad madura una vida intachable”, la vida de Prat está marcada por estas virtudes.

Cada año nos hace bien como ciudad y sociedad recordar estos gestos de heroísmo que son fruto de la virtud de la fortaleza; y como quisiéramos que más allá de los desfiles, discurso y marchas que escuchamos pudiéramos entender que en el hoy de nuestras vidas seguimos necesitando de esa virtud que nos hace intrépidos frente a cualquier peligro y pruebas de la vida. Hemos de vivir la fortaleza cada día, sabiendo que encontraremos dificultades en nuestro trabajo, con nosotros mismos que nos cuesta cambiar, en las relaciones con los demás… en casi todo. La dificultad es algo con lo que debemos contar. La fortaleza  de cada día exige muchas veces vencer los propios caprichos, el egoísmo, la comodidad, ella nos invita a ponernos de pie para que realizando el bien que esté en nuestras manos podamos lograr tener y hacer que otros tengan una vida más plena y con esperanza. Seremos fuertes solo si amamos, si vencemos nuestra mediocridad y nos la jugamos por el bien.. Los héroes tenían ideales y una capacidad de amor a su patria que les llevo a vencer los miedos y egoísmos que siempre nos acechan, su generosa entrega hace que ellos vivan en el recuerdo agradecido de una nación. Que el ejemplo de Prat y su dotación nos anime a tratar de ser  de los héroes de cada día: hombres y mujeres que no viven centrados en sí mismo y sus intereses, sino que el amor nos motive siempre a servir. Muchas cosas grandes van a depender de nuestra generosidad y valentía, de nuestra fortaleza.

El próximo lunes 20 de mayo a las 19.15, como Iglesia rezaremos junto a nuestros Marinos, por los Héroes y por Chile; les invito a encontrarnos en la Catedral.