NOS HACE BIEN


Lunes 04 de Diciembre, 2017

 

Una vez más nos hemos emocionado con la Teletón. Hemos sido testigos de testimonios de familias que probadas en el dolor y el sufrimiento, han sido fuertes, valientes, han luchado por cuidar la vida que con claras limitaciones exteriores pero con un potencial inmenso en su interior les fue confiada. Es hermoso ver como ellos han sentido con fuerza que la vida es un don que se debe cuidar y defender y apoyar siempre.

Ante nuestros ojos se nos han presentado  situaciones dolorosas, que nos lleva a preguntarnos  que si hubiéramos estado enfrentado a ellas,  habríamos sido capaces de sobrellevarlas; el testimonio de tantos nos dice que sí. El ser humano tiene una fuerza infinita para enfrentar la adversidad. Los testimonios de generosidad, fortaleza, y fe que vimos nos hacen creer con más fuerza en la bondad del ser humano.

Junto a toda la realidad del dolor que se nos mostró, estuvo también la respuesta de un país que es capaz de ponerse en situación de ayudar, de sentir con el otro, de saberse responsable de las necesidad que hay a su alrededor y de la importancia de ayudar. En medio de  las tensiones que vivimos, la Teletón se convierte como en un hermoso paréntesis que nos ayuda a crecer en humanidad. Si la Teletón no existiera habría que inventarla, nos hace bien.

Como no desear que lo vivido durante este fin de semana pueda ser toda una motivación a saber mirar la realidad que nos circunda, en ella encontramos muchas situaciones que nos llenan de gozo pero también realidades diversas de dolor y necesidades que debemos de alguna manera apoyar. La televisión nos mostraba los testimonios con bellas músicas de fondo, lindas vistas, toda muy pensado para impactar y emocionar; ahora con la motivación recibida hemos de aprender a ver las crudas realidades que a veces nos golpean pero fortalecidos con la mirada de la fe que nos dice que incluso cuando nos vemos sumergidos en la noche del dolor somos capaces de vislumbrar la luz pascual que es Jesucristo, el cual siempre nos anima con su palabra: “no tengan miedo, yo estoy con ustedes”. No hemos de olvidar que a la pregunta que muchas veces podemos hacer ante las dificultades. ¿dónde está Dios, por qué no hace algo?, que sepamos escuchar la respuesta del Señor. “te hice a ti”. Sí, hemos visto que somos capaces de grandes cosas cuando queremos, cuando nos ponemos de acuerdo, y en el lugar del otro.

 

La Teletón nos ayuda a no olvidar que somos humanos y hemos de ser constructores de humanidad, y que de nuestro esfuerza y colaboración dependen cosas grandes.

yo estoy con ustedes”. No hemos de olvidar que a la pregunta que muchas veces podemos hacer ante las dificultades. ¿dónde está Dios, por qué no hace algo?, que sepamos escuchar la respuesta del Señor. “te hice a ti”. Sí, hemos visto que somos capaces de grandes cosas cuando queremos, cuando nos ponemos de acuerdo, y en el lugar del otro.

La Teletón nos ayuda a no olvidar que somos humanos y hemos de ser constructores de humanidad, y que de nuestro esfuerza y colaboración dependen cosas grandes