Fiesta de La Tirana


Lunes 17 de Julio, 2017

Cada año miles de peregrinos llegan hasta el Santuario de la Virgen de La Tirana. Como Pastor con alegría trato de acoger, acompañar y celebrar la fe con quienes llenos de esperanzas dejan todo en la ciudad para encontrarse con el rostro tierno de Jesùs y Marìa plasmado en una bella imagen.

Pienso que la fiesta  en la Tirana nos ayuda a crecer en humanidad.

Junto a Jesùs y Marìa  caen las diferencias y orgullos que tanto daño nos hacen. Ahì nos sentimos hijos, hermanos, nos sabemos amados y también frágiles creaturas necesitados de ayuda y consuelo.

En la Tirana se vive con lo esencial, no hay lujos ni comodidades, no es raro que falte el agua, no siempre hay buena señal para comunicarnos, muchos viven en unos cuantos  metros cuadrados, pero la gente es feliz, hay alegría de estar juntos, de poder compartir la mesa, de reencontrarse la familia y los amigos, de rezar como creyentes, en definitiva experimentamos lo que en la ciudad con facilidad olvidamos, que para ser feliz no se necesita muchas cosas sino amar y sentirse amado, servir con alegría, entregarse con generosidad.

Si lo que vivimos en La Tirana no lo olvidáramos nuestra vida sería mucho màs grata y esperanzadora.

De nosotros depende no olvidar las palabras siempre actuales de la Virgen: “Hagan lo que Jesùs les dice”, ahì està la gran receta para vivir mejor.