Reina de mi Hogar


Lunes 06 de Julio, 2020

Muy queridos hermanos y hermanas: ha llegado el Mes de Julio, tan importante en el calendario de nuestra fe, cómo no, si es el mes en el cual celebramos con viva fe a la Virgen con el título del Carmen de La Tirana.

Este año, 2020, marcado por la pandemia que a todos nos aflige, no subiremos hasta el Santuario, sino que, desde nuestros hogares convertidos en un templo, rezaremos, cantaremos y bailaremos con toda el alma a la Reina del Tamarugal.

Ustedes ya van conociendo la programación preparada, para que a través de los diferentes medios que la tecnología nos regala, podamos unirnos en oración entre el 10 y 17 de julio, y así, de una manera distinta pero no menos efectiva y fervorosa vivir nuestra fe. Agradezco a todos los que han trabajado por sacar adelante esta programación que a todos sin duda nos hará mucho bien. Junto a esta programación que seguiremos, estén también nuestros propios momentos de oración y nuestra particular forma de celebrar, que cada uno con creatividad sepa manifestar su fe. Que en muchos momentos y de diversas formas suba en estos días nuestra súplica al cielo.

Como obispo, y en las circunstancias que nos toca vivir, los animo a que, en nuestros hogares, con sencillez manifestemos que vamos a vivir unos días especiales, arreglando el altar junto al cual rezaremos, adornando nuestra casa, manifestando así que nuestra fe está más viva que nunca, y que rezamos con fe a la Madre de Jesús para que ella nos alcance del Señor la gracia de poder vencer la enfermedad que nos acecha.

Hermanos y Hermanas, el tiempo que vivimos es difícil para todos, hoy más que nunca necesitamos estar unidos y ser responsables unos con otros, estemos atentos a cómo poder ayudar a quienes más lo van necesitando, sabiendo sí respetar las indicaciones que se nos dan para evitar los contagios. La mamá del cielo nos quiere atentos, serviciales, pero también cuidadosos.

Recemos, recemos con fe, no nos olvidemos de dar gracias por tantos beneficios recibidos, de alabar a Dios y a la Virgen y de suplicar con perseverancia, con la confianza que el Señor nos sabrá bendecir y que con la protección de la Virgen podremos salir fortalecidos luego de tanto dolor.

Vivamos la Fiesta de la Virgen del Carmen de La Tirana 2020, en casa, pero con un corazón henchido de emoción de fe y de esperanza.

Que el Señor por medio de su Madre nos bendiga a todos

Con cariño, su obispo

+Guillermo Vera Soto