Septiembre Reflexivo


Lunes 31 de Agosto, 2020

Llega ya el Mes de la Patria, al igual que tantas otras actividades este año 2020 nos corresponderá vivir fiestas tan entrañables de una forma diferente debido a la pandemia que sufrimos. No dejaremos de celebrar el cumpleaños años de Chile, pero deberemos hacerlo de manera tranquila y responsable, en familia. La experiencia que hemos vivido en Iquique en torno a las Fiestas Religiosas vividas intensamente, pero de manera más reposada, pueden llevarnos también a meditar en septiembre lo que significa la Patria, el privilegio de haber nacido en ella, y en un silencio reflexivo, pensar lo que significa que la Patria es un Don y una Tarea. Dentro de poco más de un mes, nos sabemos convocados a participar de un plebiscito en el cual daremos nuestra opinión a si queremos una nueva Constitución y en caso que así sea la forma en que ha de ser redactada. Será un momento muy importante que viviremos como ciudadanos y que marcará la marcha y la historia de nuestra nación. Todos debemos entender que el paso que daremos es serio y trascendente para Chile y su gente, por eso creo que todos debemos darnos tiempo para poder reflexionar serena y ponderadamente cuál será la preferencia que marcaré ese 25 de octubre, para lo cual es necesario darse tiempo para leer, escuchar, debatir con respeto, sabiendo que hay una diversidad legitima de visones en esta materia. A propósito de esto es que la Conferencia Episcopal de Chile, en un Mensaje leído en las Misas de este Domingo, ha invitado a todas las personas de buena voluntad a participar -con los debidos resguardos sanitarios- concurriendo con su voto en este proceso tan relevante para el futuro de nuestra sociedad. Ha recordado además, la importancia de involucrarnos en las decisiones de la vida política, que es una de las formas más altas de la caridad, porque si queremos construir una sociedad fundada en los valores del Evangelio, no podemos desentendernos de nuestra responsabilidad ciudadana. Por eso se nos   invita a prepararnos, con serenidad y confianza, a sumarnos a este proceso y hacer valer nuestra opinión escogiendo entre las legítimas opciones que se presentan.  Para que nuestro voto sea informado, es necesario conocer, reflexionar y discernir, a nivel personal, familiar y comunitario, donde las circunstancias lo permitan. Con ese fin se ha puesto a disposición en el sitio web iglesia.cl un material informativo que lleva por título “Participación ciudadana, un compromiso con la justicia y la paz”. En dos fichas sencillas de fácil lectura, se pone de manifiesto lo valioso que es estar presente en las decisiones importantes del país. Los que creemos sabemos que la opción que tomemos hemos de hacerla delante de Dios y teniendo presente aquello que realmente sirva al alma de la patria y de los conciudadanos, es un paso que hemos de dar con seriedad y responsabilidad. En septiembre oremos intensamente por Chile, por la paz y la justicia, que son los pilares de una sociedad que pone en el centro la dignidad de la persona y la promoción del bien común.