Noticias

402 millones de pesos para restauración del templo San Andrés de Pica
04 de Septiembre, 2009
Ayer fue firmado el convenio con el que la Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi, a través de la Ley de Donación, comprometió 402 millones de pesos para la restauración de la parroquia San Andrés de Pica.
El Obispo de Iquique Marco Antonio Ordenes Fernández y el presidente ejecutivo de dicha empresa minera John Evans, suscribieron el acuerdo mediante el cual se iniciarán los trabajos para la recuperación del templo, seriamente dañado en su base a causa del terremoto del año 2005.

Las obras, que estará a cargo por la Fundación San Jofré, se iniciarán en su primera etapa durante la segunda quincena de septiembre de este año y consistirá en el apuntalamiento de los pilares. Este trabajo tiene un plazo de 25 días, para luego iniciar la labor de restauración completa de la parroquia, la que se espera sea entregada el 15 de agostó, día de la Fiesta de la Asunción de la Virgen.

En la oportunidad, el Obispo de Iquique agradeció, a nombre de la diócesis de Iquique, a las personas que hacen "posible este trabajo, que no es nada de fácil: a la Ley de donación representada por don Oscar Agüero, al Alcalde Iván infante, a Monumentos Nacionales, porque no podríamos de otra manera trabajar".

También dijo que "el desarrollo implica colocar lo mejor de uno en la búsqueda del bien.
El desarrollo se planta siempre con la identidad y con ese elemento tan hondo de lo que es el hombre; el ser humano no es pura materia. Es también espíritu, es trascendencia, anda buscando algo más".

"Restaurar un templo, un patrimonio religioso es restaurar también, o por lo menos dar la oportunidad para que el hombre, se encuentre consigo mismo, con la profundidad de lo que es y pueda encantarse con eso que ha perdido a lo largo del tiempo porque se ha fascinado demasiado con el tener", señaló.

Por otra parte, añadió el Obispo, "un templo restaurado, es una oportunidad, a través de las hermosas costumbre y tradiciones, de encontrarse también con Dios, porque no habrá desarrollo integral sino encontramos la trascendencia del hombre en lo que el hombre tiene que ser".

"Agradezco a todos ustedes porque sin ustedes no es posible, y repito las palabras de San Pedro al Salir de una sinagoga, cuando se encuentra con un hombre que le pide que lo salve: ´mira, yo no tengo ni oro ni plata´. Yo, como obispo, no tengo nada. Esta es una de las diócesis más pobres de Chile, pero sí tengo esperanza y la alegría de mi pueblo creyente que quiere seguir adelante. Esto es lo que yo ofrezco: la posibilidad de que podamos trabajar juntos, ayudando a reconstruir, no solamente cuestiones materiales, sino lo que está de fondo: la identidad de un pueblo nortino sencillo, pero profundamente creyente. Un pueblo que le cuesta vivir en el desierto, pero que sabe también agradecer cuando se encuentra con una mano bien extendida. Les agradezco a todos, a nombre de esta iglesia, como pastor, como creyente, como nortino y amante de mi patria"

 



Galerias:


Bolivar 588 - Iquique - comunicaciones.iquique@iglesia.cl