Noticias

El Obispo llamó a un compromiso cristiano más solidario
Misa en la catedral de Iquique por festividad de San Alberto Hurtado
19 de Agosto, 2009
Un llamado a un compromiso más exigente de los cristianos, siguiendo el ejemplo de San Alberto Hurtado, hizo el Obispo de la Diócesis, monseñor Marco Antonio Órdenes Fernández, en su homilía de la Misa en la festividad del santo chileno, que continúa haciendo el milagro de la solidaridad concretado en la Fundación de los Hogares de Cristo repartidos por todo el país.

A la Misa asistieron las 14 pastorales y fundaciones que conforman la Pastoral Social de la Diócesis de Iquique. El templo estaba repleto de fieles y contó con la asistencia de representantes de todas las entidades e instituciones que integran la pastoral.
El prelado subrayó la necesidad de ser más solidarios en nuestro mundo actual, para lo que era necesario tener conciencia de las necesidades de los demás y de las capacidades de cada uno, así como de sus bienes, para poder compartirlo con aquellos que precisan de nuestra ayuda y generosidad, en la línea de lo que predicaba san Alberto Hurtado de "dar hasta que nos duela", medida de toda actuación solidaria".
"Hacer el bien hace bien" fue otra de las consignas del Mes de la Solidaridad que el Obispo reiteró en su homilía, bien en el ámbito personal y bien en el ámbito de lo social, de acuerdo con el Evangelio que había sido proclamado en la Misa de dar de comer al hambriento, de beber al sediento, posada al peregrino, visitar al enfermo y al preso, consuelo al desesperado,... acciones que al realizarse se hacían también para con Jesús.
Agradeció la labor de todos los voluntarios y voluntarias que integraban las distintas secciones de la Pastoral Social, por el bien que realizaban en la sociedad, entre los enfermos, los presos, los drogadictos, los marginados, los ancianos, los niños, ... animándoles a continuar en la lucha diaria siguiendo el ejemplo del Padre Hurtado.
Al finalizar, fue bendecido el estandarte del Hogar del Cristo en su 20 aniversario, acto que el Obispo encomendó al Padre Oscar Jiménez, sacerdote jesuita, iquiqueño, discípulo del Padre Hurtado, quien junto con el Vicario General, Guillermo Fajardo, concelebró la Misa con el Obispo.

 

 



Galerias:


Bolivar 588 - Iquique - comunicaciones.iquique@iglesia.cl