Noticias

Monseñor Órdenes en Misa del 184 Aniversario de la independencia de Bolivia
La búsqueda del Bien es el vínculo fundamental de un cristiano y del que no cree
06 de Agosto, 2009
"En la medida en que esta imagen transfigurada de Jesús está más presente en la identidad de una persona y en la identidad de su cultura, se puede asegurar una mayor búsqueda del bien, de justicia, de equidad y de paz", señaló hoy monseñor Marco Antonio Ordenes, durante su homilía en la misa con que la colonia boliviana residente en Iquique celebró su 184 aniversario como Estado independiente.

En la eucaristía, en la que estuvieron presentes algunas autoridades regionales y comunales, el Obispo también expresó sus saludos y fraternidad con el pueblo boliviano "como vecinos, y con un corazón Latinoamericano, nos unimos con fe y cariño a esta celebración de vuestro país, señor Cónsul, don Raúl Ruíz".
Lo hacemos, continuó el Pastor de la Iglesia en Iquique, "porque hay un principio fundamental y básico en la vida de un cristiano y en la del que no cree: el vínculo de la búsqueda siempre del bien. ¿Cuál es este punto?, precisamente el descubrir que somos hijos de una misma tierra, que participamos de una misma cultura, que tenemos tantos elementos en común y que nos dependemos y necesitamos mutuamente".
También aseguró que se necesita tomar conciencia de que los vínculos son fundamentales porque los que crean la amistad y la fraternidad, e invitó a los presentes a celebrar esta memoria por Bolivia, a elevar una oración cristiana por este pueblo que, sin duda, necesita levantarse, crecer y desarrollarse, como todos los pueblos de Latinoamérica.
"Pidámosle al Señor que esto, que cuenta el Evangelio, que es la transfiguración del rostro de Jesús: lo vieron radiante, lo vieron vestido de una manera distinta. Es también una invitación para el ser humano, para nosotros transfigurarnos en colocar la imagen de cristo en nosotros y en la medida que esta imagen de Jesús está mas presente en la identidad de una persona y en la identidad de su cultura, se puede asegurar una mayor búsqueda de bien de justicia, de equidad y de paz".
Pedimos esto, agregó monseñor Ordenes, para que el pueblo boliviano en su conjunto tan profundamente creyente, "no se olvide de sus raíces cristianas. Pedimos esto para que el pueblo boliviano esté profundamente confiado en Dios y en la Virgen y que guarda en el alma sus tradiciones de la tierra y en distintos aspectos culturales diversos que posee, no se olvide de que el anuncio del Evangelio es causa también de bienestar para el pueblo".
"Nosotros, los que estamos aquí, los que vivimos en esta tierra vecina y hermana, pidamos por esta nación que necesita de nuestra plegaria, de nuestra oración, de nuestra voluntad, para que también podamos tener un dialogo, profundo respeto, y establezcamos esas conexiones permanente, que ya se establecieron en antiguo y que nos corresponde hoy día a nosotros desarrollarlas, no solo por cuestiones de economía sino esencialmente también por cuestiones de humanidad".

 

Bolivar 588 - Iquique - comunicaciones.iquique@iglesia.cl