Noticias

Catedral de Iquique luce renovada en su exterior
18 de Septiembre, 2010
Después de 20 días de trabajo, la IV Zona Naval entregó oficialmente la Catedral Inmaculada Concepción de Iquique renovada en su exterior.
Con motivo de relucir en el año del Bicentenario de la Patria, el Templo Mayor diocesano, fue pintado en todo su entorno externo por un equipo de marinos de la Región. Así lo afirmó el Obispo Marco Antonio Ordenes, quien recibió la obra finalizada de mano del Capitán de Fragata Gino Giambó, en el frontis de la Iglesia.

El Obispo de Iquique agradeció a todas las personas que hicieron posible dicha labor porque el "poder pintar esta Catedral para la celebración de los 200 años de emancipación de nuestro país, es una alegría muy grande. El poder celebrar el Te Deum para toda la Región de Tarapacá, en una iglesia bella por fuera y por dentro, es un inmenso gozo".

Del mismo modo expresó que está muy agradecido "de manera particular, de los esfuerzos de coordinación del municipio de Iquique, los esfuerzos extraordinarios y el sacrificio en este trabajo, que hizo la Armada de Chile, no solo con responsabilidad sino además con pasión. También agradezco a los usuarios chinos de la Zona Franca que colocaron la pintura y a otras personas que, de manera anónima, estuvieron colaborando para enfrentar los distintos detalles y las cosas que siempre en una obra faltan".

Por otra parte, aseguró que "cuando pintando esta obra, estamos pintando el Patrimonio de la Región, estamos pintando la historia que tiene esta iglesia, la cual guarda una profunda identidad, y que está ligada a un momento importante de los acontecimientos de la vida de Iquique. Recordemos que aquí estuvo enterrado, cerca de ocho años, el cuerpo de Arturo Prat y fue sacado para ser enterrado en la tumba de los héroes en Valparaíso".

En la oportunidad también, el Capitán de Fragata de la IV Zona Naval, Gino Giambó, dijo "con mucho cariño y humildemente, queremos entregar la obra que nos pidió Monseñor, a través de la municipalidad, de pintar la Catedral", y aseguro pese a la altura y las dimensiones y la historia del templo, hemos podido entregar la obra dentro de los plazos que nos habíamos auto impuesto: 20 días".

Así, con un trabajo responsable y lleno de orgullo por haber recibido tal encomienda del Pastor de Iquique, Giambó dijo que los marinos de Tarapacá se encuentran "felices por el trabajo aportado porque nos identificamos con la ciudad, con la iglesia y su historia".

 

Bolivar 588 - Iquique - comunicaciones.iquique@iglesia.cl