Noticias

Encuentro de los Santos Patronos en La Tirana finalizó con la Cacharpaya
13 de Septiembre, 2010
Como una sola y gran familia, el Mundo Andino cantó, bailó, agradeció a Dios por lo recibido, elevó sus plegarias y ofrendó sus frutos al Señor, en el Encuentro de los Santos Patronos en el Santuario Nuestra Señora del Carmen de La Tirana, la Casa Grande de la Madre de todos.
La celebración, a la que se sumaron San Isidro de Pachica y Santa Cruz de Huarasiña, estuvo cargada de signos propios de los pueblos del interior de la Diócesis de Iquique. Así, la procesión de entrada a la eucaristía fue presidida por la Cruz Andina, vestida con sencillas, pero muy bellas flores, y en el centro la presencia de Cristo que se encuentra en medio de las quebradas y los poblados de cada una de ellas.

Durante la eucaristía, de manera simultánea a lo que acontecía en el Altar, cada comunidad depositó sus ofrendas rtuales a los pies de su santo patronoslos e inciensaron la imagen, mientras que una pareja revestió la Mesa del Señor y fueron puestos los cirios que compañaron la Cruz Andina.

También de forma sincronisada, tres parejas acompñadas del Obispo de Iquique, celebraron el rito de la pagua a los pies del altar, para agradecer al Señor por el Tata Inti y la Pacha mama. Inmediatamente después, monseñor Marco Antonio comenzó los ritos iniciales e invocó a la Santísima Trinidad en Aymara.

Por otra parte, durante la oración universal, se oró por la Patria para que "en esta fiesta de su biecentenario, creza en justicia y respeto; en diálogo y desarrollo para todos, donde todos tengan oportunidades, con particular protección por los más indefensos", y por los pueblos de América latina "y de nuestro país, que guardan el patrimonio indígenas de sus orígenes. Señor, haz que siendo fieles a nuestras raíces andinas, guardemos la fe en ti, la corresponsabildiad por los demás y valoremos el cuidado de nuestras costumbres".

En la oportunidad además se pidió por los ancestros, "abuelos y padres, de quienes heredamos nuestra Fe, nuestra cultura y nuestra tradicion. Que cuantos viven gocen de nuestro respeto y cuidado; y quienes han muerto reciban la corona de la vida eterna", y "Para que el Señor envie nuevos obreros, misioneros, pastores y laicos que con dedicación y caridad trabejen y cuiden nuestros pueblos andinos con el Evangelio de Cristo".

Las peticiones se extendieron por "todos los esfuerzos realizados en la reconstrucción de los pueblos y templos andinos, y por aquellos lugares que con esperanza y fe aún esperan. Que reine siempre en ellos la unidad, la caridad y el bien común", y finalmente se pidió "Para que la Virgen con su maternal presencia siga bendiciendo nuestra tierra, la Pachamama, para que dando a tiempo sus frutos sostenga la vida de sus pueblos".

Saludos y ofrendas a la Virgen
El Mundo Andino también quiso gasajear a la Madre del Señor, y en comunión le obsequió una lliclla, la cual fue puesta a la imagen de la Virgen del Carmen Peregrina, la cual inmediatamente la lució en la procesión que se realizó en torno al templo. Para esta ocasión, la Cruz Andina que acompañó la junto a las ofrendas, fue llevada a los pies de la Virgen, como signo de oración y petición por la protección de cada uno de los pueblos que componene las diversas quebradas de la Diócesis de Iquique.

De este modo, y de manera solemne todas estas ofrendas fueron llevadas en procesión con la Cruz a los pies de Marís Santísima, acompañada por dos cirios, la Banda y todas las perejas que llevaron su saludo a cada uno de los 14 santos patronos que en esta oportunidad participaron en este encuentro histórico de los protectosres de la pre cordillera y la cordillera de la región.


Procesión

Al finalizar la eucaristía los Santos Patronos, uno a uno inició su salida del Santuario, para peregrinar, junto al Hijo de Dios y con María, por las calles aledañas al templo. Así 14 imágenes veneradas de los protectores de los pueblos, encabezados por Jesús Nazareno del Santuario y la Virgen del Carmen, acompañados por las comunidades correspondientes, recorrieron el lugar dando testimonio del reconocimiento de la supremacía de Cristo, y del seguimiento que todos los santos, incluso la misma Madre del Señor, y los fieles realizan tras las huellas del Salvador del Mundo.
Una vez de regreso, las imágenes formaron un círculo, presidido por Jesucristo, en el frotis del templo, donde monseñor Ordenes y la Encargada de la Pastoral Andina Jenoveva Carrillo, agradecieron la presencia y asistencia de los pueblos que hicieron un enorme esfuerzo por estar reunidos en la Casa Grande de la Madre, quien les convocó para rezar por la Patria en el año del Bicentenario y por los pueblos para que la unión se fortalezca en cada una de las quebradas.

La danza fraterna
Antes de iniciar la despedida de los Santos Patronos presentes en este histórico encuentro, monseñor Marco Antonio Ordenes, invitó a la asamblea a poner en sus lugares correspondientes a los patronos, dentro del templo, y salir inmediatamente a compartir un momento de festividad recreativa y fraterna en la explanada del templo.
Así, la banda inició los acordes de la Cueca Nortina y comenzó la danza fraterna, tal como se realiza en cada uno de los pueblos al finalizar la Fiesta Patronal. Muchas personas, incluso el Obispo de Iquique, danzaron en la explanada del Santuario al compás de los bombos, los platillos y las trompetas, con la alegría de la experiencia vivida en el Encuentro de los Santos Patrones en la Casa Grande de la Madre.
Del mismo modo, al ritmo del cachimbo, se formaron dos grandes ruedas, con los fieles que tomados de las manos bailaron felices, en un momento para compartir fraternalmente como una familia que se reúne para, unos a otros, decirse "en buena hora. ¡Jallalla!".

 



Galerias:




Bolivar 588 - Iquique - comunicaciones.iquique@iglesia.cl