Noticias

Miles de fieles celebraron a la Virgen del Carmen en Iquique
16 de Julio, 2009
Alrededor de 60 Bailes Religiosos, y otros miles de peregrinos se congregaron en la Plaza Bernardo O´Higgins para celebrar este 16 de julio, día de la Patrona de Chile.
Más de tres mil personas repletaron la avenida Arturo Prat para participar de la Eucaristía Solemne presidida por el obispo diocesano, Monseñor Marco Antonio Ordenes, en compañía de sacerdotes, religiosas y laicos quienes con enorme alegría y devoción celebraron de esta manera distinta a la Virgen del Carmen.
Puntualmente a las 11 horas, la imagen de la Virgen peregrina llegó a la plaza siendo alabada con pañuelos, estandartes, instrumentos y aplausos que cariñosamente le entregaba su pueblo fiel, con una mezcla de pena y gozo en un escenario de brisa marina lejos de la santa tierra del Santuario enclavado en la pampa.
Con profunda emoción pero en la certeza de que la Fe en el amor materno calma el congojo y nos muestra el camino para ser verdaderos discípulos, Monseñor Marco Antonio habló a la asamblea, "La gloria de la Señora del Carmelo radica precisamente en lo que Jesús, acaba de decir en el Evangelio: son dichosos, tienen gloria aquellos que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica, en esto consiste la grandeza de la Virgen, en esto consiste la grandeza de un discípulo. En esto consiste la grandeza de quien quiere seguir las huellas de Jesucristo".
Es fundamental escuchar a Dios destacó el pastor, pues en nuestros días en que la premura nos agobia "en las palabras de Jesucristo esta el consuelo para nuestras dificultades personales, en las palabras de Jesucristo esta ese consuelo que no da ningún ser humano", así nos enseña la Virgen, quien nos muestra como escuchar a Dios y ser valiente para cumplir su voluntad.
La primera invitación de Cristo es a escuchar, pues solo escuchando lo que Dios nos pide seremos capaces de ser mejores hombres y mujeres, mejores cristianos "hoy día se nos hace bastante difícil escuchar al otro y por tanto las mesas de dialogo, el dialogo a nivel de familia, de una ciudad, de la patria, resulta a veces grandes monólogos donde todos gritan, donde todos opinan, incluso donde tanto se faltan el respeto (...) En las palabras de Cristo está la fuerza de la verdad para no dejarnos engañar con opiniones populistas; en las palabras de Cristo está la fuerzas para poderle decir siempre sí a la vida, desde el primer instante de su concepción hasta su muerte natural, sin buscar cálculos de ningún tipo".
La Estrella del Camino da la fortaleza ante la adversidad, por ello Monseñor Ordenes señaló "hermanos y hermanas, queridos bailes religiosos, todos estamos tristes, porque no hemos podido celebrar la fiesta en la tierra del Tamarugal. Todos tenemos una pena en el alma por esto, pero nosotros sabemos que la Fe, es más fuerte que cualquier dolor, vence la pena con la alegría, que mezcla el sufrimiento con el consuelo, que mezcla la cruz con la resurrección, por eso somos cristianos y por eso somos seguidores de la Virgen porque como ella, no nos quedamos nunca derrotados y permanecemos de pie ante cualquiera cruz".
A esto agregó "hay tantas otras cruces, la cruz de ver a un familiar que está en la droga, y que no se puede hacer nada por él. La cruz de ver tantas enfermedades y dolores de los nuestros, de ver enfermedades incurables, la cruz de sentirnos tantas veces solos, la cruz de la falta de recursos económicos, la cruz del que pierde el trabajo y no encuentra otro porque tiene una edad en la cual ya no se lo permiten , hay tantas cruces hoy día, y esta es la Virgen, siempre de pie porque ella sabe que dios no abandona a su pueblo; levantará al que esta caído, dará pan al hambriento, dará alegría al corazón del pobre y nos dirá de corazón que basta con mirar a Dios para encontrar el consuelo, una palabra de vida y un camino donde tantas veces parece que no lo hay".
Representando el sentir de todo un pueblo que espera ansioso poder volver la tierra bendita de La Tirana pero con la Fe más viva que nunca, el obispo finalmente reflexionó: "Querida señora tu has venido a nosotros, tu estas ante nosotros porque siempre estas con nosotros. Hermanos y hermanas, nosotros sus hijos no pudimos acudir a la casa de la madre pero la madre ha venido con nosotros, a esta con su pueblo a estar con sus hijos. Esta es la señora que amamos y queremos, esta es la señora, la gloria del Carmelo".

Procesión
Hasta las dieciséis horas la imagen de la Virgen peregrina permaneció en plaza O'Higgins recibiendo el saludo cariñoso de los miles de peregrinos que se acercaron a ella, posteriormente comenzó la tradicional procesión en hombros de los Centinelas de la Virgen del Carmen, ya no por las calles del pueblo de La Tirana, sino por el centro de Iquique.
Avenida Arturo Prat, Vivar y Bolívar con destino a la Catedral, fueron las calles que por cinco horas presenciaron la devoción que siente nuestro pueblo nortino, por la Chinita del Tamarugal, quienes con bailes y cantos mostraron que la Fe de los cristianos permanece firme ante los cambios que el Señor nos presenta.

Despedida de Bailes
Poco antes de las 21 horas llegó a la Catedral de Iquique la Imagen de Cristo Nazareno, abrigando los corazones de los peregrinos a la espera de que la Madre del Salvador se asomara por calle Obispo Labbé colmada de pañuelos y manos que con esperanza lo recibían en el templo mayor.
En el recibimiento de la imagen de la Carmelita, el rector interino del Santuario de Nuestra Señora del Carmen, padre Franklin Luza, señaló que este es el pueblo que recibe a la Madre con amor aunque no se haya realizado la fiesta en La Tirana, demuestra su profunda devoción por Cristo y la Virgen María.
En tanto Monseñor Ordenes nos planteó una pregunta, "¿Por qué Dios no habrá permitido que celebráramos a la fiesta de La Tirana?, es una pregunta que debemos contestarnos en el corazón. Será que tenemos que profundizar más en la vía de la Fe, será que nos estamos preocupando de cosa sin importancia. Sin embargo, con la presencia de este pueblo en la mañana y esta noche, podemos comprender que esta ciudad no se entiende sin la Virgen del Carmen, este norte no se entiende sin la Virgen, este pueblo no se entiende sin su Fe, por eso el respeto de las autoridades, por eso el respeto de un país entero ante nuestra devoción".
Finalmente el Obispo destacó, "ahora nuestro pueblo se prepara para celebrar el próximo año, la Fiesta en el Bicentenario de la Patria la celebraremos en el Santuario de Nuestra Señora del Carmen de La Tirana. ¡Viva la Virgen del Carmen!"



Galerias:


Bolivar 588 - Iquique - comunicaciones.iquique@iglesia.cl