Noticias

SANTUARIO DE LA TIRANA COMO ZONA TÍPICA:"CUSTODIO Y PROTECTOR DE LA CONCIENCIA DE UN PUEBLO QUE PEREGRINA DANZA Y CANTA SU FE"
27 de Septiembre, 2019

El día 26 de Julio, se cumplieron 48 años de la declaración ZONA TIPICA del pueblo de la Tirana, (Decreto N° 1752 año 1971) firmada en ese entonces por el Presidente de la Republica, Salvador Allende Gossens, y el Ministro de Educación, Mario Astorga Gutiérrez.

Desde esa fecha hasta entonces, el Templo Santuario de la Tirana ha sufrido modificaciones físicas, especialmente de dimensiones y espacios interiores para la acogida de todos los peregrinos y de los Bailes Religiosos del Norte Grande de Chile.

 Es clave situarnos en el contexto político social de la Época, para así intentar comprender el porqué de esta elección, que además es la primera que se realizó con este carácter de resguardo Patrimonial en Chile, “denominar” al  Pueblo de la  Tirana, como Zona Típica:

1.- La efervescencia social política de Chile y de América, nos muestran un continente sediento de acciones sociales políticas en torno a la clase obrera. (1965-1970) (1)

2.- Las disputas entre los Bailes Religiosos de la época y la Iglesia presente, que nos muestran un camino de la piedad popular de oración y fe, en el sacrificio de la danza y el canto para pagar las mandas a la Virgen y por otro lado,   la Iglesia como un camino basado en la palabra de Dios y los sacramentos para alcanzar a los favores de Dios por intermedio de la Virgen del Carmen. (1)

3.- El nacimiento de la Federación de Bailes Religiosos de la Tirana, 2 Julio 1965 , marca un hito importante y trascendental  en la organización de los Bailes Religiosos del Norte grande, en ese entonces formado por Bailes absolutamente pampinos, es decir de todas las oficinas Salitreras mas los bailes de Iquique y Arica. Los bailes Religiosos adoptaron una estructura social-religiosa al estilo de los sindicatos de los trabajadores salitreros, es decir Presidente, Secretario y Tesorero. El mismo modo adoptado y conocido de organización por la Federación de Bailes Religiosos.

4.- Finalmente los hechos ocurridos en el año 1970, en el pueblo de la Tirana, con la construcción del Famoso Kiosco de Metal  financiado por el filántropo Astorga, instalado en el Atrio ( plaza ceremonial ) del Santuario de  la Tirana, que  impidieron que algunos bailes en forma de protesta no fueran a bailar ese año a la Tirana.

 Entonces no es de extrañar, suponer que, frente a estos hechos, haya sido una “Promesa de Campaña” del entonces candidato a la Presidencia del País, a los pampinos devotos de la Virgen del Carmen, asegurar de algún modo La Fiesta Religiosa de Los Bailes De La Tirana.  

Debemos considerar que los pampinos y especialmente la clase obrera participaba de los bailes religiosos como Danzarines, Músicos, o como Socios, es decir, como fieles devotos de la Chinita del Carmen, y no como militantes políticos.

Sergio González, escritor Iquiqueño, distingue  con mucho cariño y claridad a un pampino de un obrero, definiendo a un  Pampino, como un hombre del desierto que sufre un proceso de disolución de su cultura de origen , emergiendo desde su interior un habla , una organización , un habitar y un laborar que bajo el sol cristaliza esta nueva identidad .(2)

Por tanto, un pampino devoto de la Virgen del Carmen de la Tirana, es este hombre/mujer del desierto que en el crisol de la pampa, y fundido en el corazón de la Chinita del Carmen, le canta y le danza con el amor de un hijo a su madre. Su traje de danzarín le hace distinto al overol del  obrero, puesto que su traje, lo hace peregrino, danzarín y/o músico en la identidad del baile religioso por Amor a María del Carmen.

 Como haya ocurrido, este acontecimiento, “declarar Zona Tipica La Tirana”, su espíritu debe haber sido el clamor de los pampinos de resguardar la Fiesta de la Tirana, su gran tesoro, como también de la Iglesia de Iquique, con su obispo, Monseñor Valle, apoyando esta iniciativa, junto al alcalde de la ciudad para evitar un conflicto político social, en una fiesta Religiosa.

 Desde los años 70 hasta mediado de los años 90, este concepto de Zona Típica de la Tirana, no tuvo el impacto esperado, ni la claridad ni la certeza, de su significado patrimonial, ya que era  la primera declaratoria  de Zona Típica en Chile, en un lugar desértico, sin monumento histórico ni bien patrimonial, lo que significó que el principal bien ubicado en la Zona Típica de la Tirana, es decir el Templo del Santuario de Nuestra Sra. del Carmen de la Tirana, fuera considerado el bien patrimonial.

Por otra parte, y en este mismo periodo, (1960-1980) surgen algunos sacerdotes audaces del evangelio, el cura Javier García, Luigi Tortella, Ramiro Avalos, Franklin Luza, entre otros, capaces de comprender en la piedad popular, esta forma de Orar que consistía en Cantar y Danzar, y deciden acompañarla en su proceso de evangelización en los Bailes Religiosos.

Esta es la contraposición al “Sincretismo Religioso” que se conocía y que aún perdura en algunos estudiosos, porque la evangelización de los Bailes Religiosos, da origen a la Síntesis entre los Bailes Religiosos y nuestra Iglesia Católica, que consiste en que cada uno de los dos entes, “Bailes Religiosos e Iglesia Católica “interactúan en la Fe, la devoción y la Religión, sin dejar de ser quienes son, ni perder su identidad.

En cambio, el sincretismo seria la mezcla de Identidad, Cultura y Religión, desde donde nace una unidad que mezcla la Identidad, la Cultura y la Religión.

Este proceso de evangelización en los bailes, sostenido por la Federación de Bailes Religiosos y el Santuario de la Tirana, comienza a dar sus frutos en la participación eucarística. En la Fiesta de la Tirana será  el único lugar donde Danzarines, podrán participar y rezar en su estilo en la Sagrada Misa o Eucaristía.

Aquí nace la verdadera Fiesta de Dios con su Pueblo, es aquí donde se celebra y participa de las Bodas de Caná, donde la chinita “María del Carmen “, es quien invita a la Fiesta de su hijo a compartir el pan y disfrutar del vino nuevo.

 El año 2013 , el decreto 511 del 10 de Octubre , del Consejo de Monumentos Nacionales , al  No existir un Bien Físico, edificio, o monumento típico del pueblo de la Tirana, vuelve a la raíz del Espíritu del Decreto Supremo N 1.752, fijando los límites de la Zona Típica de la Tirana, mediante un Polígono geográfico que abarca todas las zonas del pueblo de  la Tirana donde se desarrollan el culto del Pueblo Fiel y Peregrino, considerando la Cruz del calvario, inicio de toda Fiesta en la Tirana, Templo Antiguo, Camping, residencia de los bailes religiosos, Explanada o Plaza Procesional, y calles por donde camina este pueblo de peregrinos y bailes religiosos en las diversas procesiones con las imágenes sagradas. Este polígono señala verdaderamente una Zona Típica de Oración y Devoción Popular de fe, que se vive en las fiestas de la Tirana. Desde el año 2015, en adelante, el coloquio fraternal con el Consejo de Monumentos Nacionales, con su directora Patricia Henríquez, ha permitido una mayor comprensión por ambas partes de lo que esta Zona Típica de la Tirana, seria actualmente: “Una Zona típica de fe y devoción popular, enmarcada en el Patrimonio Intangible: Las Fiestas Religiosas del santuario de la Tirana.”

El Santuario de la Tirana, en tiempos de Fiesta se transforma en un Pueblo Santuario, porque es allí donde los peregrinos y danzarines cantan su Fe. Este concepto ha sido acuñado por el Equipo encargado de la Fiesta Grande (fiesta del 16 de Julio), ya que, en todo el pueblo en el Camping que acoge a los bailes sin sede social, la Cruz del Calvario, Sedes de los bailes, Templo Antiguo, Cementerios y en las Calles del Pueblo, se realiza el culto de este pueblo en eucaristías, romerías, sacramentos y procesiones.

 El santuario de la tirana, la casa grande de María, se va transformado cada vez más en el hogar de  pueblo de Dios, aquí donde el Nazareno, testigo silencioso de dolor y fragilidad de su pueblo, lo abraza desde la cruz y le escucha, es aquí donde la Chinita del Carmen de la Tirana, desde lo más sagrado, su corazón, allí donde está su hijo Jesús en sus brazos, escucha los ruegos, suplicas, oraciones y agradecimientos de los nuevos pampinos devotos, que con el cierre de las oficinas salitreras, emigraron a  la Costa ;Arica ,Iquique, Tocopilla, Antofagasta; hacia la cordillera; Calama y otros que no pudieron con la Nostalgia y la Identidad de sus fundadores y asumen el nombre de la salitrera que los vio nacer, tales como Ofna Alianza y Victoria, María Elena , Pedro de Valdivia, Peña Chica , etc.

Es este Santuario, de nuestra Sra. del Carmen de la Tirana, quien vela y protege la conciencia de un Pueblo que no se fatiga de Peregrinar, Danzar y Cantar su fe a la Chinita del Carmen, de acompañar al Nazareno en su procesión de muerte, de danzar y bailar con los Pastorcitos la Epifanía y rezar por todo este hermoso país en la oración por Chile.  

Milton Jorquera R.

Diacono Santuario La Tirana

 

  1. Bernardo Guerrero: La Tirana , el año en que la fiesta estuvo en Peligro
  2. Sergio Gonzalez :Ofrenda a una masacre ,pg 165
Bolivar 588 - Iquique - comunicaciones.iquique@iglesia.cl