Noticias

Diócesis de Iquique celebra festividad de San Pedro y San Pablo con multitudinarias actividades
02 de Julio, 2018
Tres días cargados de actividades fueron los que marcaron esta celebración en distintos puntos de nuestra Región. Caletas pesqueras brindaron homenajes y solmenes eucaristías al patrono de los pescadores.

Cada 29 de junio, en la solemnidad de San Pedro y San Pablo, apóstoles, recordamos a estos grandes testigos de Jesucristo, y a la vez, hacemos una solemne confesión de fe en la Iglesia santa, católica y apostólica.

Las actividades comenzaron desde el viernes 29 de junio, donde en las capillas de San Pedro y San Pablo respectivamente, celebraron la fiesta patronal con Eucaristías, rosarios, y compartir dentro de las mismas comunidades.

Playa Cavancha

El sábado 30, las celebraciones se comenzaron a vivir en el sector de Playa Cavancha, en el Santuario de la Gruta de Lourdes a eso de las 16:00 horas, donde con la entrada de los bailes religiosos, se comenzó con el traslado de la imagen de San Pedro a las afueras del Santuario. Posterior a ello, a las 22:00 horas, se comenzó a vivir con enorme devoción, la víspera de San Pedro de Cavancha.

Para el domingo 1 de Julio, la festividad continuó con una procesión desde el mismo Santuario hasta la Caleta Cavancha. A eso de las 16:00 horas, los bailes de “Morenos de Cavancha y los “Promeseros del Carmen”, encabezaron con bailes y cantos la solmene  peregrinación que culminaría en la Gruta de Lourdes con la despedida y retirada de los mismos bailes.

Caleta Riquelme

Con una hermosa Eucaristía, y un emotivo homenaje en alta mar, los pescadores arrojaron flores y rociaron agua bendita al océano. Esta acción, fue en conmemoración por aquellos pescadores que salieron a navegar y nunca volvieron.

Esta actividad contó con la participación del senador Jorge Soria, quien también acompañó a la imagen que navegó por el puerto de nuestra ciudad.

Pisagua

La localidad de Pisagua, tampoco quiso estar ajena de esta celebración de San Pedro y San Pablo, por lo que con una eucaristía, que también celebró el sacramento del bautismo, homenajearon a los Santos junto a los pescadores de la zona y la Misión Pisagua. Esta celebración, fue presidida por el Sacerdote Bernardo Muñoz.

 

 

San Pedro y San Pablo

Pedro, un pobre pescador de Galilea, residente en Cafarnaúm en casa de su suegra, hombre sencillo, con poca instrucción, y que vivía de su modesto oficio. Fue el amigo frágil y apasionado de Jesús, es el hombre elegido por Cristo para ser “la roca” de la Iglesia: “Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia” (Mt 16,16). Aceptó con humildad su misión hasta el final, hasta su muerte como mártir. Su tumba en la Basílica de San Pedro en el Vaticano es meta de millones de peregrinos que llegan de todo el mundo.

Pablo, el perseguidor de cristianos que se convirtió en Apóstol de los gentiles, es un modelo de ardoroso evangelizador para todos los católicos porque después de encontrarse con Jesús en su camino, se entregó sin reservas a la causa del Evangelio.

Saulo, el futuro San Pablo, nacido en Tarso de Cilicia, hacia el año 8 de la Era Cristiana, pertenecía a una familia judía de la diáspora o dispersión, y como tal, estaba sólidamente formado en la Ley judaica. Pronto pasó Saulo a Jerusalén, a completar su educación rabínica, y su maestro fue el más autorizado rabino de entonces, Gamaliel el Viejo. Su gran talento le afianzó rápidamente en los principios de la Ley antigua, que cita constantemente de memoria y con gran exactitud. Su carácter impetuoso le lanza a un fanatismo exagerado, en legítima defensa de la Ley y tradiciones ancestrales.

Extracto de Aciprensa   



Galerias:


Bolivar 588 - Iquique - comunicaciones.iquique@iglesia.cl