Noticias

Multitudinaria celebración del Corpus Christi por las calles de Iquique
24 de Junio, 2019
La celebración comenzó con una eucaristía presidida por Monseñor Guillermo Vera, para luego dar inicio a la procesión con Cristo en la custodia por las calles de la ciudad hasta la Catedral.

En la tarde de este sábado, la diócesis de Iquique se reunió en el santuario "Sagrado Corazón de Jesús", de la comunidad Salesiana, para vivir la celebración del Corpus Christi. Cientos fieles pertenecientes a diferentes grupos, movimientos y comunidades repletaron el santuario para celebrar una eucaristía presidida por Monseñor Vera.

Al comenzar la celebración, el obispo de Iquique, resaltó el sentido de este Corpus Christi, donde la iglesia celebra la importancia de la eucaristía, donde podemos contemplar el milagro de ver a Cristo en medio de nosotros.

En la homilía, y continuando en la misma línea, Mons. Guillermo recalcó el valor de la misa, agregando que “Tenemos que tener en cuenta, que la misa, es la cena de los hermanos, es por eso que siempre encontraremos ese ambiente de alegría, cantos y fiesta, pero también de admiración. En este lugar, estamos todos invitados… es el lugar donde todos tenemos la misma dignidad de sabernos hijos e hijas amados por Dios”.

También, comentó la importancia de ir preparados a cada celebración eucarística donde nos reencontraremos con ese amor permanente que nos tiene el Señor. “La Santa Misa, también recibe el nombre de , porque la misa es eso. Hacer presente el hoy de nuestras vidas y en cada uno de nuestros altares el sacrificio del Señor, que una vez y para y para siempre realizó el Viernes Santo ahí en el Monte Calvario. Él se ofreció por nosotros, y para poder recibirlo también debemos estar preparados, donde el comulgar no debe ser una costumbre, sino, un acto de amor donde nos alimentamos de Él. Por lo mismo hay que preparar la comunión, por lo mismo una confesión frecuente, por lo mismo realizar un pequeño sacrificio de ayuno que nos ayude vivir verdaderamente el sacrificio que hizo Cristo por nosotros”. Agregó Monseñor Vera.

Posterior a esta celebración eucarística, se procedió a exponer el cuerpo de Cristo en la custodia cargada por los “Portadores del Nazareno” quienes salieron del santuario, para comenzar con el peregrinaje en compañía de la multitud que había estado en la ceremonia previa.

La procesión comenzó tomando la calle de Manuel Rodríguez, hasta llegar hacía la calle Obispo Labbé, para luego caminar en dirección a la iglesia Catedral, donde en un inicio fue escoltada por la Banda de Guerra de la Armada de Chile.

Durante esta peregrinación, la cantidad de fieles iban aumentando, donde eran acompañado por el obispo quién animaba a la oración y la alabanza hacía nuestro Señor.

Cantos, lienzos y banderas, contagiaban e iluminaban las calles junto a la presencia de Cristo, donde a eso de las 20:30 horas, se llegó a la Catedral de la ciudad para dar la bendición, y culminar esta celebración diocesana.

Homilía completa aquí



Galerias:


Bolivar 588 - Iquique - comunicaciones.iquique@iglesia.cl