Noticias

Aniversario Diócesis de Iquique
Diócesis de Iquique celebra 89 años de vida
21 de Diciembre, 2018
La celebración eucarística fue presidida por Monseñor Guillermo Vera Soto en la Catedral de la ciudad. Posterior a esta ceremonia, se realizó una cena en la casa de retiro en la comunidad Gruta de Lourdes.

Funcionarios del Obispado de Iquique, sacerdotes, religiosas, diáconos, y diferentes agentes pastorales, se hicieron parte de esta celebración de los 89 años de vida que cumple la diócesis de nuestra ciudad.

La ceremonia estuvo marcada por el profundo mensaje de Mons. Guillermo Vera, quien recalcó en un inicio que “Cada persona vale el precio de la sangre de Cristo”.  En su homilía apuntó a directamente a la obediencia de María al momento de recibir al Espíritu Santo. Donde caminó luego en la fe y en el amor que le tenía nuestro Padre una vez que el ángel se alejará después de entregar su mensaje.  “Hay que caminar en la fe, y sobre todo en esos momentos donde no vemos todo tan claro. Aprendamos de Ella, que caminó en la fe. Que eso nos anime a no echar pie atrás, que nada nos impida poder servir aquella misión que el Señor nos ha encomendado. A veces es fácil, a veces parece que todo va bien, que hay alegría, que todo va orden, que la gente responde, que todo pareciera como si no hubiese problemas. Pero hay también momentos complicados, con problemas en nuestra propia vida personal, descubrimos nuestra fragilidad, que las cosas no son fáciles y que la gente no siempre te ha de responder, podemos en momentos sentir soledad, la fuerza de la crítica, “el ángel se alejó”. Acordémonos de ese momento en la vida de la Virgen, que fue toda su vida sin ángeles, pero ella caminó en la fe, sin aplausos, sin reconocimientos, pero alegre por la tarea que le había encomendado Dios”. Mencionó Mons. Vera en su homilía.  

Al final la celebración, hubo un momento de compartir en la casa de retiro de la gruta de Lourdes, donde celebraron los 89 años de la Diócesis de Iquique con una cena en familia.

 

Ad Gregem Dominicum

Sólo 34 años después de este primer documento enviado al Senado de Chile, el Santísimo Padre Pío XI aprobó la creación de la Diócesis de Iquique con la Bula “Ad Gregem Dominicum”. Este documento eclesiástico, contiene todas las disposiciones, derechos y normas correspondientes, además del nombramiento de Monseñor Carlos Labbé Márquez como primer Obispo de la Región de Tarapacá. 

“La Santa Sede Apostólica, considerando que la recta y conveniente demarcación de las Iglesias contribuye sobremanera a apacentar y gobernar mejor la Grey del Señor y que a su Suprema Autoridad corresponde erigir las Diócesis o modificar sus límites... ha acogido benignamente la solicitud del Ilmo. Sr. Vicario Apostólico de Tarapacá, Dr. Dn. Carlos Labbé Márquez, que pide la elevación de dicho Vicariato a la categoría de Diócesis, y después de oír el voto favorable de los Eminentísimos Sres. Cardenales de la S. I. R. Y el informe del Excmo. Sr. Nuncio Apostólico en esta República, ha decretado por las Letras Apostólicas “Ad Gregem Dominicum”, de 20 de Diciembre de 1929, erigir en Diócesis el Vicariato Apostólico de Tarapacá, agregándole la provincia de Arica, que queda para siempre separada del Obispado de Arequipa, al cual pertenecía, e instituir su primer Obispo al actual Vicario Apostólico Ilmo. Sr. Dr. don Carlos Labbé Márquez.

La nueva Diócesis se denominará “de Iquique” y sus límites serán los siguientes: al Norte, la República del Perú; al Oriente, la República de Bolivia; al Poniente, el Océano pacífico, y al Sur, los límites del suprimido Vicariato Apostólico de Tarapacá.- Así, pues, la ciudad de Iquique será la Sede del nuevo Obispado, y su iglesia principal, dedicada a la Inmaculada Concepción, es elevada al rango de Catedral, con los derechos, honores, prerrogativas y privilegios de que gozan las demás Iglesias Catedrales y sus Obispos de la América Latina, quedando como sufragánea de la Iglesia Metropolitana de Santiago de Chile...

Por tanto, en virtud de la Autoridad apostólica a Nós subdelegada, damos por ejecutoriados y cumplidos los mandatos de Nuestro Santísimo Padre Pío XI en sus Letras Apostólicas “Ad Gregem Dominicum” y por erigida, creada y constituida la Diócesis de Iquique; nombrado e instituido su primer Obispo en la venerable persona del Ilmo. Sr. Dr. Don. Carlos Labbé Márquez, quien, por disposición Apostólica, queda desvinculado de la Iglesia Vida.- Asimismo, damos por ejecutorias y cumplidas todas y cada una de las cosas puntualizadas en el presente auto de erección, las que deberán guardarse y observarse en todas sus partes, no obstante cualesquiera otras disposiciones en contrario.- Comuníquese al Eximo. Sr. Nuncio Apostólico y al Ilmo. Sr. Obispo de la nueva Diócesis de Iquique.- Dado en Santiago de Chile, día del Patrocinio del Señor San José, a 7 de Mayo de 1930.- Crescente, Arzobispo de Santiago de Chile.- Por mandado de su Señoría Ilmo. Y Rma. J.Agustín Morán C, Secretario”.

Diócesis de Iquique

Pese a que la Constitución Apostólica “Ad Gregem Dominicum”, fue aprobada el 20 de diciembre de 1929, casi seis meses después llega a nuestra ciudad para que el 9 de junio de 1930, el Vicario Apostólico de entonces, Monseñor Carlos Labbé tomara oficialmente posesión del ahora Obispado de Iquique, el cual abarcaba toda la primera región de Tarapacá.

La ceremonia en dicha ocasión, fue descrita por Monseñor Labbé, como Obispo de la nueva diócesis, en los siguientes términos:

“Estando a las 5, ante Monseñor José María Caro Rodríguez, Obispo de La Serena, con las solemnidades del derecho, observando las prescripciones de las Bulas pontificias, he tomado posesión de la Diócesis de Iquique, asistiendo el clero, las autoridades y numeroso pueblo en la Iglesia Catedral”.

De esta forma, nuestra diócesis comienza a desarrollarse y crecer en toda la comunidad de la provincia de Tarapacá, incluidos los pueblos del interior. 

Obispos de la Diócesis de Iquique

1.- Monseñor Carlos Labbé Márquez 1929-1941
2.- Monseñor Pedro Aguilera Narbona 1942-1966
3.- Monseñor José del Carmen Valle Gallardo 1967-1984
4.- Monseñor Francisco Javier Prado Aránguiz SSCC 1984-1988
5.- Monseñor Enrique Troncoso Troncoso 1989-2000 
6.- Monseñor Juan Barros Madrid 2000-2004 

7.- Monseñor Marco Antonio Órdenes Fernández 2006-2012

8.- Monseñor Pablo Lizama Riquelme, Arzobispo de Antofagasta 2012- 2014 Administrador Apostólico sede vacante

9.- Monseñor Guillermo Vera Soto 2014- Presente

 

Escucha la homiía completa aquí 

Bolivar 588 - Iquique - comunicaciones.iquique@iglesia.cl