Noticias

Boletín Pastoral: "La Sagrada Familia"
31 de Diciembre, 2017
Dios santifica lo que ha creado naturalmente para provocar vida en abundancia. El icono de la Sagrada Familia continúa irradiando aquella luz que nuestra humanidad necesita para no perderse en la oscuridad del egoísmo.

Sagrado, puro, limpio, natural, transparente, inmanipulado. Todos atributos que le pertenecen demanera natural al vínculo básico que hace posible la vida y toda su diversidad y fecundidad deforma absolutamente transparente. Todo el esfuerzo natural de la evolución llega a su cumbrecuando un hombre y una mujer cumplen su función dentro del ámbito másparticular que pueda existir (el matrimonio )y sin embargo, esta particularidadno queda encerrada en sí misma, es capaz de abrirse a la vida y servirla demanera potente, generando vida suficiente para que sean muchos los que,replicando esta experiencia, puedan vivir, finalmente, la realidad de lacomunidad, donde lo que preside las relaciones y vínculos interpersonalessea siempre como piso base de toda convivencia, el llamado bien común.Ahora bien, a una semana de haber celebrado el misterio de la navidad, nuestros ojos se vuelvensobre aquella realidad sobre la cual Dios intervino con libertad y respeto, sin pasar por encima de ladignidad de María y de José. A ambos, los invitó a dar un paso hacia adelante en la fe, elevando asíla dignidad del matrimonio y junto con ello santificando esta realidad y al mismo tiempo,involucrándola toda ella en una gran misión.

¿Por qué llamamos a esta realidad SAGRADAFAMILIA y cuál es la misión de este ICONO queahora la Iglesia pone delante de nosotros, paraextraer de esta imagen una enseñanza ciertapara los tiempos actuales? Proponemos a partirde las lecturas que la liturgia de la Iglesia nosregala poder en cada una de ellas responder aestas preguntas.

PRIMERA LECTURA: La lectura del Libro delGénesis nos regala al menos tres valiososelementos a considerar: PRIMERO. Para Abrám,hombre casado, con una vida hecha, con bienesmateriales más que suficientes, la vida, su vidano le resulta plena por la sola ausencia decarencias materiales. En el corazón de estehombre permanece una angustia que loatormenta: no tiene descendencia. Por eso esque clama al Señor. Y no es que este clamor seasólo ahora. Lo que pasa es que Abrám ve quesu vida no apunta hacia ningún lado y ve que susupuesta prosperidad material se acabará consu muerte y lo peor, su legado pasará a otro queno le satisface plenamente. Abrám apareceangustiado y fracasado. SEGUNDO: Dios interviene para animarlo en laesperanza de ver un día cumplida la promesa realizada, por la cual Abráminició un día un camino de fe. Dios, junto con llamarlo a la esperanza, lollama a la perseverancia. Una verdadera familia supone una desendencia, ytanto Abrám como, por supuesto, Dios, lo saben. Pero Dios “retrasa” elcumplimiento de esta promesa porque está permitiendo que este hombre(que será llamado con el tiempo el Padre de la fe) pueda madurarefectivamente el contenido de la promesa que Dios le ha hecho. TERCERO:Efectivamente, ¿de qué descendencia estamos hablando? O mejor dicho¿qué descendencia espera lograr Abrám y por otro lado, cuál es la propuesta de Dios? Abrámdesea lo que todo hombre de su época desea, legarle a un hijo de sus entrañas el esfuerzo de todasu vida, y junto con ello traspasarle sus propias convicciones y creencias. Dios, en cambio, vamucho más allá, le promete una descendía sin fin, y para ello lo invita a que dicha desendencia seconstruya sobre lo que no necesariamente es esfuerzo y voluntad personal, ni menos empeño,sino que se traduce en la experiencia de dejarse conducir. Así Dios lo invita a confiar plenamentedesde la experiencia de la fe. En la fe y en la obediencia esta desendencia se comienza a dibujarcon los rasgos propios de la Obra de Dios. Todo, absolutamente todo lo que Dios hace es bueno, ypor tanto santo. Por eso que el relato concluye con un momento solemne, que incluye el cambio de nombre del propio Abrám por el de Abraham. En el Nuevo Testamento este cambio de nombreapuntará, precisamente; a la acción poderosa de Dios (es el caso del Apóstol Pedro, y los quetriunfan en la imagen del Libro del Apocalipsis) Concluyendo: la imagen de familia que apareceseñalado en esta lectura recoge todos los elementos que son propios de los anhelos humanos consus respectivos condicionamientos psicológicos y sociológicos, pero los lleva a un nivel tal, que loque le da sustento y contenido a ella (la realidad familiar) pasa por los pilares fundamentales de la fey la obediencia. Así se construye una familia en sintonía con la voluntad de Dios.

SEGUNDA LECTURA: Con lo anterior podemos entender la insistencia del mensaje de la carta a loshebreos. Agregar simplemente que el elemento de la fe hizo que la muerte que cercaba la vida deAbraham fuera derrotada y pasar por medio de esta confianza a toda prueba de la muerte a la vida.

EVANGELIO: La experiencia relatada por San Lucas es un cuadro de fe, donde el anuncio proféticodel anciano Simeón, le da vida y sentido a todo lo que hasta la fecha había vivido y sufrido la familiade Nazaret. Es en definitiva el Espíritu Santo el que mueve este relato y el que le da completosentido a la historia que Dios está provocando, y donde la acción humana queda absolutamenteresaltada cuando en libertad se obedece al plan divino. Esto último hace gustar y ver qué bueno esel Señor, logrando mostrar el camino que viene y cuyo futuro será posible mientras María y Josécontinúen confiando en que Dios hace todo bien. Jesús deberá también seguir esta dinámica, y suparte en esta llamada HISTORIA DE SALVACIÓN será fundamental, sólo así se cumplirá estaprofecía.

¿POR QUÉ ESTA FAMILIA RECIBE EL ADJETIVO DE SAGRADA?

Sinónimos de sagrado: divino, santificado, elegido, consagrado, bendito. Todo estos conceptos ledan sentido a las actitudes de vida de cada uno de los integrantes de la familia de Nazaret. La vidaque Dios quiere suscitar no se queda restringida de manera particular a sus integrantes. Alcontrario, por la obediencia y generosidad de cada uno, los frutos de sus acciones particularesredundarán en vida abundante para muchos. Para todos aquellos que acojan este misterio de amorque se nos ha regalado por medio de la realidad de la familia, la cual en su conjunto da testimoniode lo que sucede cuando todos sus integrantes se disponen a la voluntad de Dios. Sólo entoncesDios de manera increíble puede, en fidelidad a su propia palabra, obrar maravillas: ayer, hoy ysiempre. Que bajo la protección y guía de la Sagrada Familia de Nazaret podamos concluir este añocivil atravesando el umbral de un nuevo año con la misma fe que tuvieron Jesús, María y José. Amén

P. Carlos Hernádez Vazques  



Documentos:


Bolivar 588 - Iquique - comunicaciones.iquique@iglesia.cl