Noticias

Miércoles de Cenizas en Iquique
15 de Febrero, 2018
Cientos de fieles se hicieron participes en esta tradicional celebración de inicio de Cuaresma en la distintas iglesias, parroquias y capillas de nuestra Diócesis.

Este 14 de febrero se vivió en nuestra iglesia católica la ya tradicional celebración de Miércoles de Cenizas, la cual inicia este periodo de Cuaresma celebrando 40 días previos al Domingo de Ramos en Semana Santa.

  “Polvo eres y en polvo te convertirás”. “Conviértete y cree en el evangelio”. Con esas frases dichas al momento de que colocar la cruz de cenizas en nuestra frente, comenzamos a vivir este tiempo de reflexión y arrepentimiento por nuestras faltas.

  Las cenizas, resultado de la quema de las palmas del Domingo de Ramos del año anterior, se colocan sobre los fieles como un recordatorio de que la vida terrenal es temporal: “La imposición de las cenizas nos recuerda que nuestra vida en la tierra es pasajera y que nuestra vida definitiva se encuentre en el cielo” Comentó dentro de su homilía monseñor Guillermo Vera Soto, quien presidió la celebración eucarísticas en la Catedral de Iquique.

Del mismo modo, Mons. Guillermo,  nos recordó la importancia de este día como iglesia católica, la cual debemos practicar con mayor razón la caridad, la oración y la penitencia. “Qué bueno que es ver que vengan a misa, que bueno es ver que participemos de este inicio de Cuaresma, este es un periodo para pedirle perdón al señor, pedirle ser más misericordiosos, caritativos, y sobre todo, pedirle las herramientas para poder hacer las cosas bien.  El señor nos da la oportunidad de volver al principio, de perdonar todos nuestros pecados y comenzar de cero, es por ello que es importante la penitencia, el ayuno, la oración y la caridad en este periodo”.

La marca de la cruz con la cenizas, son un recordatorio para que adquiramos una conciencia cada vez más diáfana del hecho de que estamos de paso en este mundo sobre la tierra, y que nos impulsa y estimula a trabajar hasta el final, a fin de que el Reino de Dios se instaure dentro de nosotros y triunfe su justicia.

La Cuaresma es uno de los cuatro tiempos fuertes del año litúrgico y ello debe verse reflejado con intensidad en cada uno de los detalles de su celebración. Cuanto más se acentúen sus particularidades, más fructuosamente podremos vivir toda su riqueza espiritual. 

La invitación por parte del Obispo, es a poder vivir estos 40 días con mucha humildad y fe en nuestra conversión, para así encontramos con el amor sincero de nuestro señor antes de domingo de ramos.



Galerias:


Bolivar 588 - Iquique - comunicaciones.iquique@iglesia.cl