Noticias

Monseñor Guillermo se reúne con el secretario ejecutivo de la Campaña Cuaresma Fraternidad
28 de Septiembre, 2017
La campaña de cuaresma fraternidad, comunicó a nuestro monseñor, que fueron novecientos ochenta millones de pesos, lo que se logró recaudar en este 2017 en el tiempo de cuaresma a nivel nacional. Noticia que alegra, ya que hubo un aumento del 6% con respecto al año anterior.

A eso de las 9:00 horas, nuestro obispo, recibía, a José Tomás Silva, secretario ejecutivo de la campaña de cuaresma fraternidad, y a  la hermana Dora Gutiérrez, religiosa de la Consolación Directora de la Pastoral Social Caritas de Iquique.  Su visita, tenía como finalidad agradecer la buena  gestión que ha realizado nuestro monseñor a través de la motivación durante el tiempo de Cuaresma. A comparación con otros años, hubo un aumento del 6% en cuanto a la donación que realizan las personas  al juntar dinero en las cajitas en semana santa, llegando así, a la suma de novecientos ochenta millones de pesos en este año de recaudación a nivel nacional.

Le pedimos a José Tomás secretario ejecutivo de la Campaña de Cuaresma Fraternidad, que nos hablara un poco de que se trata toda esta campaña, y cuáles son sus impresiones:  

¿Qué es la campaña de Cuaresma?

R: Cuaresma, más que una institución, es una iniciativa de la iglesia católica, que está orientada a fortalecer en el tiempo litúrgico de cuaresma que es de miércoles de cenizas hasta domingo de ramos. Es en este periodo donde se entregan estas famosas cajitas para pedir la colaboración de la gente, y así ir en ayuda de los que lo necesitan.

¿A dónde o a quienes apunta esta campaña de solidaridad?

R: Lo que buscamos como cuaresma de fraternidad, es potenciar los valor propios del tiempo litúrgico (la oración, la abstinencia, la solidaridad), a través de una campaña a nivel nacional, que invita a todos los católicos y a las personas de buena voluntad, a participar de esta campaña solidaria con esta alcancía que todos conocemos, para así devolverla el domingo de ramos con las donaciones recaudada. Con este dinero, se genera un fondo, que al año son cerca de mil millones de pesos aproximadamente. En esta oportunidad fueron 980 millones  de pesos lo que se logró reunir. El destino de estos recursos, está orientado a un grupo prioritario que va cambiando cada tres años, definido por  la conferencia episcopal (Es decir los todos los obispos de Chile toman la decisión). Por lo que este periodo, lo recaudado está enfocado hacia el adulto mayor. Con  el propósito de entender que los adultos mayores tienen el protagonismo en la vida de iglesia, en las labores de pastoral social, en la catequesis, pero  también porque hay una realidad nacional que nos llama a ser más solidario con ellos. La situación del adulto mayor hoy en día, es más compleja, estamos en una sociedad que está envejeciendo, son cerca de 3 millones de adulto mayor en Chile, y eso equivale al 20% del total de la población.  Lo que se hace, es reunir esos dineros, y esos fondos se redestinan a cada una de las diócesis para desarrollar actividades de la pastoral social orientada al adulto mayor.

 

   ¿De qué forma se distribuye estos fondos que se logran a nivel nacional?

R: Con el total de lo recaudado,  el 60% queda  en la diócesis, mientras que el otro porcentaje se destina para el desarrollo de la campaña, y para hacer un fondo nacional, que tiene dos características, uno, que es solidario, porque se genera tras el aporte voluntario de las personas, pero también es redistributivo. Independientemente de cuanto aporte la diócesis, tiene la posibilidad postular a dos proyectos a nivel nacional durante el año. Estas postulaciones, se dan desde el 23 de agosto hasta el 18 de  octubre, tiempo que se da para presentar los proyectos para financiar iniciativas que ayuden al adulto mayor.

¿Iquique ha logrado ganar algunos de estos dos proyectos que benefician al adulto mayor?

R: Con los fondos del año pasado, Iquique logró ganar dos proyectos que se están desarrollando. Uno que es en Alto Hospicio, con una organización llamada “Casa Nana Nagle”, que es un proyecto enfocado al fortalecimiento del desarrollo humano de  los adultos mayores. Ellos, a través de distintas iniciativas de carácter promocional, acompañamientos psicológicos, espacio de encuentro, desarrollo de habilidades como artísticas, motoras, han ayudado  un grupo considerable de adultos mayores en la comuna de Alto Hospicio.

El otro proyecto,  está  en Iquique, y está alojado en la pastoral de la salud en el hospital, que son un grupo de adultos mayores, que acompañan a otros adultos mayores, que están enfermos o postrados en el hospital regional.  En este, se hacen dos grandes cosas: Se integra a este adulto mayor que quiere desarrollar una iniciativa de voluntariado, y también ayudamos a ese adulto mayor que está postrado. Existen muchos abuelitos, que básicamente debidos a sus enfermedades, prácticamente viven en el hospital, y es ahí donde se enfoca este proyecto. El buen trato y mejorarles aunque sea un poco la calidad de vida, es fin  que se busca.   

 

José Tomás junto a la hermana Dora, nos comenta que actualmente está la posibilidad de postular a nuevos  fondos para ser ejecutado el próximo el año. También, nos dice que es importante que las personas sepan que es lo que se hace con esas cajitas que se reúnen todos los años. “Con el porcentaje anteriormente mencionado, llegaremos a apoyar a más de 45 iniciativas en todo Chile, y no es un número menor, ya que nos permite llegar a más personas y más adultos mayores.  Es importante  sobre todo, contarle a la gente lo que significa ese aporte, esa cajita que se junta a nivel nacional,  que permiten el desarrollo de estos proyectos”.

Bolivar 588 - Iquique - comunicaciones.iquique@iglesia.cl