Noticias

Obispo de Iquique en la misa de la FFAA
El hombre de Armas que busca el bien sabe que necesita de Dios
14 de Julio, 2009
“Estamos celebrando el Día de la Espiritualidad de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad. En la Edad Media estaba muy claro que para ser soldado, para ser un hombre que defiende un ideal era fundamental tener a Dios en el corazón, con el fin de que el acto se transforme en un acto de virtud, en el nombre de Dios y en el del Bien”, dijo el Obispo de Iquique, monseñor Marco Antonio Ordenes Fernández, en la homilía de la Misa de la Espiritualidad de las Fuerzas Armadas, dentro de las celebraciones dedicadas a la Virgen del Carmen, que se celebró esta mañana en la Iglesia Catedral, con asistencia de representaciones de las Fuerzas Armas y Cuerpos de Orden y de Seguridad.
“El hombre de armas busca el bien y sabe que para buscarlo necesita de Dios que es el máximo Bien. Pero no estamos en la Edad Media, ni en el Renacimiento, ni en la Ilustración, sino en el Siglo XXI donde la cuestión de Dios tiene un fuerte cuestionamiento, como también la espiritualidad”, añadió.“Por ello, es necesario volver a definir qué entendemos por espiritualidad, qué es tener un corazón espiritual. Para los positivistas es una pregunta absolutamente objetable, porque lo único que existe es la materia. A la luz del Evangelio que acabamos de proclamar, Jesús hace una pregunta: ¿qué dice la gente que soy, qué dice la sociedad, que dice esta cultura que soy?”, dijo.“Los apóstoles le dan muchas respuestas, dicen que es Elías y otras varias posibilidades. Hay un abanico en el ámbito de las creencias. ¿Ustedes qué dicen que soy yo?.  No basta con lo que dice la sociedad, no basta con eso. En conciencia, ante el tema de la fe hay que responder a esa pregunta en conciencia: ¡Quién es Dios para mi? Sólo de la respuesta a esa pregunta brota una verdadera espiritualidad”, subrayó. Los romanos, grandes soldados de grandes estrategias, dicen los historiadores eran grandes ateos. Obligaban mucho a mantener el culto, a través del cual podían ejecutar la pax romana. La fe no es una cuestión no se impone con una normativa, sino como respuesta de la conciencia delante de Dios”, explicó.Y prosiguió: “La existencia de Dios es un principio que está sobre mi, muy cerca de mí. El Dios de los cristianos nunca  pierde su condición de Dios, es un amigo cercano que está entre nosotros, camina con nosotros, entra en nuestra realidad, en nuestra historia, nuestros dramas”“En estos días de tanto sufrimiento para el Norte de Chile, Dios ha sido sin duda nuestro gran consuelo y gran esperanza. Algunos podrán decir qué iluso, que gran tontera, dónde está Dios y don de está la espiritualidad. Dios está en lo profundo de nosotros. San Agustín, gran buscador, que buscó en muchas corrientes filosóficas, llegó a decir que tras buscarlo por tantas partes, no se había dado cuenta de que Dios estaba dentro de  él mismo”, comentó.“Para buscar a Dios hay que ir a lo profundo de la propia conciencia, si no es en ese interior, no hay respuesta. Hemos de ser profundamente reflexivos para saber dónde está Dios, que es nuestro interior, desde donde se arma una espiritualidad, donde se arma la pregunta y respuesta sobre Dios, respuesta que no brota de una estrategia, sino que brota de la conciencia, del interior”, señaló el Obispo.“Las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad celebran este Día de la Espiritualidad. Es momento para preguntarnos sobre Dios. La pregunta tiene que ser radical, pues de otra forma no hay respuesta radical. Dios, la paz de la familia, la institucionalidad, el respeto por vuestra institución, no se pueden mantener solamente por el orden y por la orden, requiere además del arma del noble caballero de la Edad Media, el ideal, la pasión, su rectitud de obrar, su honorabilidad, la entrega radical por lo que amamos, por lo hermoso de servir a la Patria buscando el bien común”, afirmó.“Celebramos este Día de Espiritualidad acudiendo a la Madre del Señor. María no era una mujer de grandes estudios, sin embargo luego de descubrir la presencia de Dios, un bien que no explica todas  las cosas, pero enseña. Ella, como Estrella del Camino que nos acompaña y nos sostiene”, agregó monseñor Ordenes. Por último dejo en el aire la pregunta, en nombre de Dios: “¿Qué dice la cultura de hoy día quien soy yo, qué dices tú quién soy yo?”Al acto asistieron altos mandos de cada Institución, además de los capellanes castrenses de cada rama. Entre los concelebrantes se encontraba el Rector del Santuario de la Tirana, Padre Franklin Luza. Las moniciones y las lecturas, así como las preces de los fieles fueron hechas por miembros de cada de las armas y cuerpos, quienes además hicieron las ofrendas del altar.Durante la consagración el corneta de la banda de música militar interpretó el toque de consagración y posteriormente el toque de difuntos. Al término de la ceremonia, los altos mandos depositaron velas encendidas a los pies de la imagen de la Virgen del Carmen.  


Galerias:


Bolivar 588 - Iquique - comunicaciones.iquique@iglesia.cl