Noticias

Tercer Domingo de Tiempo Ordinario
Boletín Pastoral: Jesús y las periferias existenciales
21 de Enero, 2017
No es casualidad que el Señor fuera a Galilea a buscar a sus primeros discípulos. Todos ellos eran gente ruda, de trabajo, sometidos bajo el poder del imperio y de una Alianza que ya nos les ayudaba en nada a creer en un Dios vivo, es decir, cercano y presente.

El ministerio público de Jesús está lleno de gestos, signos y señales. Este domingo San Mateo, nos viene a señalar que Jesús vino a cumplir lo señalado por el profeta Isaías. Una gran luz ha comenzado a brillar, precisamente, donde más se necesitaba: donde las tinieblas habían sometido todo a la oscuridad de la fe, la verdad y el amor. Galilea de los gentiles. Allí, donde el trabajo se vivía de manera esclavizante, donde el miedo al imperio romano era pan de cada día, donde el desprecio que llegaba desde la capital, Jerusalén, se hacía notar. Allí precisamente comenzó a brillar una potente luz, cuya claridad tenía una nombre: Jesús.

El evangelio de este domingo tuvo en la pluma del evangelista avivar la esperanza de aquellos que creían en el mesías. Mateo se los anuncia por medio de su evangelio. Y trata de demostrarles que, lo que se anunció en los profetas de antaño se cumplía con creces en la persona de Jesús. Pues bien, este mismo anuncio viene hoy a avivar nuestra fe, porque podemos caer, ante tanta situación compleja en una especie de decaimiento espiritual. Que estas lecturas nos animen a creer que esta luz (Jesucristo) brilla hoy para nosotros con igual potencia.

EL TIEMPO OPORTUNO ELEGIDO POR DIOS SEÑALA EL NACIMIENTO DE UNA NUEVA ALIANZA: La liturgia de la Iglesia nos ha venido preparando toda esta semana, a través de la Carta a los Hebreos, para comprender el sentido de la presencia del Señor en medio nuestro. En ella el tema de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, se une estrechamente al tema de la Nueva Alianza. Ambos aspectos son claves para entender lo que el evangelio de este domingo nos presenta. Jesucristo se acerca, como enviado del Padre, a los más débiles, no sólo con acto de solidaridad o afecto, sino para encontrar, precisamente, entre ellos, a los que luego serán enviados a anunciar, no sólo una doctrina, sino fundamentalmente una experiencia, por medio de su testimonio de vida. El cual se traducirá en cada discípulo en experiencia de martirio.

En efecto, estos pobres de Galilea, sencillos y rudos, harán de sus vidas un acto de donación en la fe, el amor y la verdad. La clave para poder realizar esta obra maestra, estará en lo que San Pablo señala en la segunda lectura: LA CRUZ DE CRISTO. La cual no se basa en la elocuencia y convencimiento humano, sino en la confianza, traducida en obediencia al Padre de los Cielos hasta la muerte, y muerte en cruz. Este es el pilar fundamental de la Nueva Alianza. Pilar sobre el cual Jesús construirá lo que denominará posteriormente Iglesia.

LAS PERIFERIAS EXISTENCIALES HOY: Son variadas, y tienen sometidos a no pocos a situaciones calamitosas. El Papa Francisco en el número 312 de Amoris Laetitia, hablando de la pastoral de la misericordia, nos insta a iluminar con nuestro testimonio cristiano toda realidad que hoy tenga al ser humano sometido a situaciones de dolor e indignidad. Es oportuno este texto, ya que la pastoral que hoy necesitamos no es de doctrinas de escritorios, sino de oídos atentos que escuchan y acogen a muchos que sufren. A ellos estamos llamados a ofrecerle a un Cristo vivo, el mismo que entusiasmó a los que vivían en las oscuras tierras de Neftalí y Zabulón.



Documentos:


Bolivar 588 - Iquique - comunicaciones.iquique@iglesia.cl