Obispo de Iquique bendijo Colegio Diocesano Obispo Labbé

Miércoles 30 de Diciembre, 2009

 
En una solemne ceremonia, monseñor Marco Antonio Ordenes, bendijo el Colegio Diocesano Obispo Labbé, ayer martes 29 de diciembre, y dijo que “este establecimiento educacional, es una lámpara encendida para colocarlo al servicio de la sociedad y de aquellos que quieren manifestar la misma confesión de la fe. En una sociedad plural ocultar la identidad sería un grave error, de tal manera que en esta sociedad todos sepan quiénes somos y nosotros sepamos quiénes son los otros y así podamos ayudar verdaderamente a una comunidad que se respeta y que acoge ideas y pensamientos que, siendo distintos, logran convivir en el marco del bien común”.

La educación no es solo la entrega "de la cuestión cognitiva para ser posible que un sujeto sea de luchar en la vida en momentos complejos, ni competitivo en el mercado, sino una educación cristiana quiere que la persona esté tocada en sus ámbitos, de tal manera que, colocando el corazón siempre en Dios y haciendo un gran esfuerzo y colocando su inteligencia en alto nivel académico, pueda entonces luchar en la vida, no solamente con lo que sabe, con lo que ha aprendido, sino con la fuerza del Señor también en su vida".
"Cuando van pasando los años se va comprendiendo, cada vez más, que esto último es lo más fundamental y lo primero", señaló y continuó "ustedes son la sal de la tierra, la luz del mundo, levadura en la masa. Este colegio tiene que ser eso, para que se formen cristianos y cristianas de verdad".
También y, junto a todos los presentes, el Pastor elevó la plegaria "te pedimos Señor, que este colegio, cuya estructura volvemos a colocar en tus manos, sea fuente de formación, de riqueza y vida cristiana para que aquí, la comunidad estudiantil en sus distintos estamentos, confiese su fe en tu Hijo Jesucristo, proclame su esperanza en Él y sostenga su compromiso de servir en la Cruz del Evangelio".
Durante la ceremonia, en la que estuvieron presente el capellán del establecimiento educacional, padre Javier Sáez; el Directorio; el Consejo; algunos sacerdotes; religiosas, el cuerpo de docente, padres, apoderados y alumnos; también fueron galardonados varios profesores y profesoras destacados en sus enseñanzas.
Así mismo, el sostenedor Miguel Santos Larrea, resaltó la labor del Colegio Diocesano Obispo Labbé en su quehacer en la pedagogía y en lo espiritual para el alumnado, directivos y docentes del establecimiento.

 



   Galerías: