Columna del Pastor


PEDRO; NOS HA LLAMADO A ROMA

La comunidad de la Iglesia se ha visto en el último tiempo muy afectada por situaciones tristes y dolorosas vivida en su interior. Hermanos presbíteros o consagrados, han desdibujado con su actuar lo que es propio del pastor: Cuidar de sus ovejas, dar vida; al contrario con sus acciones, han quitado a algunos de los suyos, su dignidad, su esperanza, 

la alegría de vivir. El caso de los abusos, es algo que nos avergüenza y ha de doler a toda la Comunidad Cristiana.

En Chile, estos hechos nos han marcado dolorosamente y han generado que durante mucho tiempo, personas de Iglesia estén en las páginas rojas de las noticias. Con todo el dolor de estos acontecimientos, la iglesia ha procurado actuar de una manera que estos hechos no vuelvan a repetirse. Se han implementado protocolos y líneas guías para un mejor actuar de todos lo que procuramos trabajar por la extensión del reino de Dios.

A pesar de esto, en el último tiempo se ha puesto de manifiesto que lo hecho no ha sido suficiente, y ante la gravedad de esta situación el Papa Francisco nos ha llamado a  los obispos de Chile a Roma, allí junto a la tumba de Pedro y guiados por el Papa Francisco podremos conversar la realidad que nos aflige, compartiremos lo que conocemos y también quizá sabremos de realidades  desconocidas para nosotros. Junto al que es cabeza visible de la Iglesia y en la escucha de su palabra buscaremos los mejores caminos a seguir para esta Iglesia que camina en Chile. Con dolor y aflicción, pero también con esperanza vamos a Roma. El mismo Papa Francisco en Chile nos dijo: "El reconocimiento sincero, dolido y orante de nuestros límites, lejos de alejarnos de nuestro Señor nos permite volver a Jesús  sabiendo que EL siempre puede, con su novedad renovar nuestra vida y nuestra comunidad. Y aunque atraviese épocas oscuras y debilidades eclesiales,  la propuesta cristiana nunca envejece".

A la comunidad creyente de Iquique pido que nos acompañe con su oración en lo que vamos a vivir junto al Papa, y pidamos unos por otros para que el Señor nos renueve el corazón y el deseo de servirlo con fidelidad.




Bolivar 588 - Iquique - comunicaciones.iquique@iglesia.cl