Columna del Pastor


Como los Reyes

Hoy, la Iglesia celebra la Fiesta de la Epifanía del Señor (palabra griega que significa manifestación), entre nosotros más conocida como Pascua de Reyes o Pascua de los Negros. Recordamos y queremos aprender de ese pasaje del Evangelio que nos habla de esos “hombres sabios”, así se les llama, que dejando todo salieron desde distintos lugares a buscar a Aquel de quien les hablaban las estrellas, en esa búsqueda se encontraron  y siguieron juntos la búsqueda hasta que en Belén encontraron al Niño con María su madre. Este episodio hermoso y grabado en nuestras mentes y corazones, nos enseña mucho acerca de cómo ha de ser nuestro vida. Los sabios, que todo lo tenían, sin embargo les faltaba eso que le diera fundamento y sentido a su existencia y lo buscaban, no importó ni los años que podían tener ni lo incierto del camino, se lanzaron a buscar a Aquel que les diera lo que anhelaban sus corazones. El caminar de estos hombres a veces era seguro, la estrella les guiaba, en otros momentos esa estrella parecía oscurecerse, no veían el camino con claridad, sin embargo no echaban pie atrás, seguían adelante, preguntaban; la búsqueda no fue en vano, encontraron al que buscaban. Algo de eso hay también en cada una de nuestras vidas, queremos encontrar para ellas algo que les de un sentido verdadero, cada uno de nosotros busca aquello que le dé seguridad, esperanza, certezas, algunos piensan que la encontrarán en la sabiduría o el conocimiento, la riquezas, el reconocimiento, las obras realizadas, etc., el creyente cree que esas certezas las encuentra e en Dios y por eso lo buscamos caminando entre luces y sombras, entre logros y caídas, entre seguridades  y dudas, pero buscamos esa plenitud, viviendo aquello que decía San Agustín. “nos hiciste Señor para ti y nuestro corazón estará inquieto hasta que no descanse en ti”, deseamos conocer más y llegar a poseer a Dios.

El nuevo año que comenzamos es una oportunidad que se nos regala para avanzar, para caminar sin desfallecer, este año se nos presenta como lleno de desafíos, que podamos avanzar juntos como lo hicieron los Magos. Juntos vivamos las luces y sombras de los días que se nos regalan, preguntemos, analicemos, involucrémonos, hasta que podamos encontró aquello que buscamos  y anhelamos y que eso esté lleno de la presencia de Dios.  Mirando el caminar de estos Reyes Magos y parafraseando a santa Teresa de Ávila te deseo para este año que estamos iniciando: No pido que no tengas problemas, sino que cuando los tengas pido que NADA TE TURBE; que ante las adversidades que este año te pueda presentar NADA  TE ESPANTE, y que recuerdes que en esta vida TODO SE PASA, todo se puede superar, todo se puede vencer porque DIOS NO SE MUDA, Dios no cambia, nos ama siempre, basta que no te sueltes de su mano y sepas que LA PACIENCIA TODO LO ALCANZA; que tu fortaleza sea el Señor, porque QUIEN A DIOS TIENE lo tiene todo, ya tiene lo principal, NADA LE FALTA, le pido a Dios que puedas vivir con el convencimiento  de que SOLO DIOS BASTA.

Dios nos bendiga cada día




Bolivar 588 - Iquique - comunicaciones.iquique@iglesia.cl