"Santuarios del Norte Grande son un tesoro inmenso de fe para nuestro país"

Miércoles 09 de Abril, 2014

 
Sacerdote invita a unirse en una cadena de oración e implorar al Buen Dios que regale a nuestros hermanos que están sufriendo, "la gracia de la serenidad y la unidad".

El padre Francisco Basáñez Méndez, Director de la Comisión Nacional de Santuarios y Piedad Popular de la Conferencia Episcopal de Chile, hizo llegar un esperanzador mensaje, de mucho afecto y cercanía al Santuario de Nra. Señora del Carmen de La Tirana, a los bailes religiosos y peregrinos, en medio del dolor que ha provocado en los nortinos la ocurrencia de dos terremotos la semana pasada.

A los  Sres. Rectores de Santuarios,

Equipos de Pastoral y

Representantes de Piedad Popular de Chile

Presente

Queridos hermanos:

Debido a los terremotos en el Norte Grande, invito a unirse de  corazón a los hermanos sacerdotes, religiosos, fieles y a todo el pueblo peregrino de las zonas afectadas.  Tenemos la certeza que también en estos sucesos, el Señor se hace presente: estamos siempre en sus manos.  Pidamos para que cada santuario en esa zona, como hasta ahora, sea un hogar, donde nuestros hermanos encuentren la  paz y la esperanza.  Contamos con la presencia maternal de la Virgen María, la “Chinita”, que siempre acoge, pues Ella, en los momentos difíciles de nuestra historia, acompaña a cada peregrino y a todos sus hijos con su protección.

Los santuarios del Norte Grande son un tesoro inmenso de fe para nuestro país. Es por eso que en estos acontecimientos, tremendamente dolorosos, es cuando la fe de los cristianos se fortalece y son los santuarios, lugares privilegiados, donde se la puede expresar con mayor fuerza.  Cada santuario es la casa de los hijos del buen Padre Dios y lugar adonde podemos recurrir también en momentos críticos.

Los invito a que  nos unamos en una cadena de oración e imploremos al Buen Dios que regale a nuestros hermanos que están sufriendo, la gracia de la serenidad y la unidad, y que la generosidad de todos se exprese en ayuda concreta, de forma especial en la oración.  Firmes en nuestra fe podremos comenzar a reconstruir las ciudades y pueblos del apreciado Norte Grande.

Queridos hermanos del Norte,  reciban la oración de cada santuario de Chile.  Los tendremos presente en la Eucaristía  y pediremos a los peregrinos una oración especial por ustedes.  La solidaridad en la plegaria los ayude a fortalecerse en la esperanza.

Que la Madre del Señor, la Santísima Virgen María, Madre del consuelo y de la esperanza, especialmente bajo la advocación de Nuestra Señora de las Peñas, Nuestra Señora de La Tirana y Nuestra Señora de Ayquina, los proteja con su amor.